RODRÍGUEZ LARRETA: “Lo ÚLTIMO que se CIERRA es la EDUCACIÓN”

El jefe de gobierno porteño dio una charla virtual en el Consejo de las Américas en la que reforzó su postura de mantener la presencialidad y renovó su discurso contra la grieta.


El jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó en medio de la disputa con el gobierno nacional por las clases presenciales que “lo último que se cierra es la educación”, y reiteró que hará todo lo posible para mantener las escuelas abiertas, siempre y cuando la situación sanitaria de la ciudad lo permita.

Rodríguez Larreta ensayó otra fuerte defensa de las clases presenciales en una charla organizada por el Consejo de las Américas que cayó justo en medio de los tironeos y cruces con la Casa Rosada por la estrategia frente a la segunda de ola de contagios del coronavirus, y mientras su equipo define un nuevo plan de restricciones en la ciudad para contener la propagación del virus.

Larreta reconoció que la situación es grave y dijo que la ocupación de camas en las salas de terapia intensiva de la ciudad ya llegó al 83%, un nivel “muy alto”. Pero a la vez dijo que la segunda ola “nos agarra mejor preparados” por la experiencia del año anterior y la campaña de vacunación en marcha. La Ciudad intenta conseguir su propia provisión de vacunas con gestiones en paralelo a las del gobierno nacional.

“Para nosotros, para el gobierno de la ciudad, la máxima prioridad en esta etapa es la educación. Es la herramienta que nos va a permitir la inclusión social”, dijo Larreta. “El 2021 no puede ser igual a 2020 en términos educativos. Como sociedad logramos llegar al consenso de que si hay que cerrar, lo último que se cierra es la educación. Nosotros vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para sostener la educación presencial, obviamente siempre que la situación sanitaria lo permita”, indicó.

En otro tramo de la conversación, Larreta dijo que había que hacer un esfuerzo para lograr convivir con el virus, y reiteró su argumento de que la escuela “no es un lugar de mayor contagio que el resto de la ciudad”, a contramano de la opinión del presidente Alberto Fernández.

Con su mente en la pandemia, pero con la mirada en 2023, Rodríguez Larreta dijo que la Argentina necesita un gobierno de unidad nacional, que el país debe proponerse “la épica del consenso”, y se mostró como un “fanático de superar la grieta”, una promesa que también ya hicieron antes Mauricio Macri y Alberto Fernández, y ninguno cumplió.

Larreta apareció en la charla virtual, que estuvo moderada por la presidenta y CEO del Consejo de las Américas, Susan Segal, parado detrás de un atril en la sede del gobierno porteño. Más allá de la discusión por las clases en la ciudad, Larreta dedicó varios tramos de su presentación al futuro pospandemia. Dijo, por ejemplo, que quiere atraer a Buenos Aires a 23.000 “nómades digitales” para el final de su gestión, que la ciudad asumió el compromiso de alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, y que quiere “fomentar el ecosistema del talento”. En varias ocasiones abogó por buscar y alcanzar un consenso que permita sostener el rumbo del país, uno de los vectores de su proyección política.

“Tenemos que pensar cuál es el mejor plan para cuando nuestro país se recupere de la pandemia. Es un desafío urgente. En la Argentina un 40% de la población es pobre, y el porcentaje muchísimo mayor en niños. Hace medio siglo que en la Argentina tenemos los mismos problemas, recurrentes. La inflación, la inestabilidad económica, la pobreza, la inseguridad jurídica. Son problemas que se dan por la falta de confianza, la falta de de consensos, la falta de continuidad de las políticas en el tiempo”, diagnosticó.

“La mejor manera de superar tantos años de frustraciones es con un acuerdo de largo plazo y un plan concreto para llevarlo adelante”, recetó después.

Fuente: La Nación

¿Qué opinas de esta nota?