Revoluciones sanjuaninas: los HECHOS MÁS SANGRIENTOS de la historia de la provincia

En el siglo XX los problemas que tenían los sanjuaninos se arreglaban a «los tiros». Ríos de sangre corrieron por las calles de la provincia.


La Junta Revolucionaria de 1934. Foto gentileza Tiempo de San Juan

Por Sebastián Mestre

San Juan siempre fue considerada una provincia conservadora, pero poco se conoce de la historia sanjuanina, ya que siempre fue pionera e innovó en muchas cuestiones políticas que fueron fundamentales a nivel nacional. Además, muchos hechos sangrientos tuvieron lugar en las calles de la provincia, en la que los ciudadanos llegaron hasta a balear a un gobernador.

En un nuevo aniversario de la Fundación de San Juan y para conocer un poco más de los sucesos de la provincia, Diario Móvil habló con el profesor en Historia, Gabriel Rodas, quien contó sobre algunos hechos que marcaron la historia sanjuanina.

Profesor de Historia, Gabriel Rodas. Foto Leandro López para Diario Móvil.

Un gobernador asesinado

Amable Jones, fue un médico que llegó a ser gobernador de San Juan por la Unión Cívica Radical. Fue el entonces presidente de la Nación, Hipólito Yrigoyen quien introdujo a la política y al partido radical a Jones. En ese momento (1919), el radicalismo en la provincia estaba dividido internamente en tres grupos: “el de los viejos sostenedores de la bandera de Alem, denominados “principistas”, se puede mencionar a Aquiles R. Castro, Pedro S. Elizondo, Máximo Oro…, la fracción “sarmientista” del antiguo Partido Popular y la juventud que hacia sus primeras armas…con figuras como Napoleón Roseelot, Marcial Quiroga, Arturo de la Rosa Ponte, Alberto Vita, Ventura LLoveras, Federico Cantoni, Ramón Barrera, José Tascheret, José A Correa, Manuel José Quiroga, Eduardo Vaca, Juan F. Zavala, Juan Barrera Cordón, Aristóbulo A. Murua”.

Amable Jones gobernador de San Juan 1920-1921

Estas fracciones o grupos diferentes dentro del partido originan luchas internas, repercutiendo en los resultados electorales, y produciendo al mismo tiempo cismas, como el que originó el grupo disidente la Unión Cívica Radical Intransigentes, más conocido como los “cantonistas” por su líder el Dr. Federico Cantoni, que alzaron la bandera de justicia social.

Las diferencias entre facciones propiciaron un clima adecuado para la intervención federal. El presidente Hipólito Yrigoyen, nombró Interventor Federal Manuel F. Escobar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, quien tomó como primera medida de gobierno, declarar caducos los Poderes Ejecutivo, Legislativo, y en comisión al Poder Judicial. Esta intervención federal, era política, porque sus objetivos eran claros reorganizar los poderes, para posteriormente convocar a elecciones, pero antes de esto, lo primordial era unificar el partido radical provincial, que estaba en luchas intestinas.
El eje del gobierno de Escobar fue convocar a elecciones, con la consigna que los ganadores serían los candidatos del partido radical, para que ese objetivo se cumpliese, lo primero que debía conseguir era unificar las dos fracciones internas del partido: «intransigente» y «nacionalistas», y al mismo tiempo «desmontar la máquina electoral,… que estaba en manos de los conservadores”

La unificación del partido radical se produjo, por la reunión en Buenos Aires donde concurrieron los representantes de las fracciones provinciales entre ellos el Dr. Federico Cantoni, Barrera, Alberto Vita y el presidente Hipólito Yrigoyen, surgiendo la fórmula de gobernador – vicegobernador, como candidato del presidente el Dr. Amable Jones, que no era una figura comprometida con las rencillas internas del partido, descendiente de una antigua familia sanjuanina, aunque hacía años que no residía en la provincia y el vicegobernador Aquiles Castro representante de la vieja militancia sanjuanina y respetado por todos.

Unificado el partido, se presentaron en las próximas elecciones, es decir se había cumplido el objetivo de la Intervención, las elecciones se realizaron el 16 de mayo de 1920, imponiéndose la fórmula de la Unión Cívica Radical: Dr. Amable Jones – Aquiles Castro con 9.016 votos, se convierten en el primer gobierno radical de la provincia, cuya gestión contó con el apoyo del Presidente de la Nación, pero a nivel provincial esto se fue perdiendo poco a poco por la política implementada por el gobernador.

“El triunfo radical, originó un clima de triunfalismo en las líneas del partido, pero la realidad fue otra, Amable Jones desde un principio quiso separarse del grupo intransigente liderado por el Dr. Federico Cantoni, lo que va a tener graves consecuencias, porque la mayoría en el Poder Legislativo respondía a esa fracción», contó el historiador.

La relación entre los políticos cada vez fue peor, el detonante se originó en las trabas que el poder legislativo, de mayoría cantonista, ponía ante todas las medidas que el Ejecutivo intentaba llevar a cabo; es por esto que mediante decreto, el gobernador Amable Jones cierra la Legislatura sanjuanina: «Toda esta situación, contribuyó a que se conformara un movimiento sedicioso donde los ex legisladores radicales trataran de oponerse al ejecutivo a cualquier costo. El gran opositor era Federico Cantoni , quien no hacía comentarios sobre el gobernador, pero se reunía con sus partidarios, hasta que por orden del gobierno se decidió el allanamiento a su finca “El Molino”, por la policía de Jáchal, el enfrentamiento duro aproximadamente cinco horas, resultando herido el Dr. Cantoni lo que lo convirtió en mártir», relató Rodas.

Lo sucedido en Jáchal no se iba a quedar ahí, sino que Cantoni tomaría revancha al poco tiempo: «Al regresar a la ciudad, con sus pares, lo recibe una multitud, esto demostraba que Federico Cantoni, tenía apoyo popular y era opositor al gobierno provincial y nacional, quedando manifestado en el mitin realizado en la Plaza 25 de Mayo, donde, expreso estas palabras: «Al tirano Jones hay que sacarlo vivo o muerto, de la casa de Gobierno. Cada hombre debe tener listo un máuser y el que no lo tenga, un winchester, una escopeta, y al que carezca de esto, un revólver y el que no pueda tener arma de fuego debe buscar un palo, un azadón, un cortapluma o un zuncho. Pero hay que sacarlo vivo o muerto”, continuó Rodas.

Llegó el 20 de noviembre de 1921 y Amable Jones sería asesinado a sangre fría en las calles de Pocito, más precisamente en La Rinconada. El homicidio se le atribuyó su autoría a Federico Cantoni que fue detenido y estuvo a punto de ser linchado. Dos años después, Cantoni sería elegido como gobernador de San Juan, éste sería su primer periodo al mando de la provincia.

La Revolución de 1934: el impuesto al vino que terminó con Cantoni derrocado

En 1923, Federico Cantoni se convertía en gobernador de San Juan. El creador del Bloquismo, tuvo un segundo periodo en 1931 que concluyó con una violenta y sangrienta revolución que casi termina con su vida.

La conocida Revolución del ’34 tuvo su inicio con distintas políticas que aplicó el gobierno de Cantoni que molestaron a la élite bodeguera de la provincia. La gota que rebalsó el vaso fue un impuesto al vino, que hizo que las poderosas familias de la época decidieran tomar las armas y terminar con el gobierno de Federico Cantoni: «La revuelta estuvo organizada por Oscar Correa Arce y otros del Partido Demócrata tales como Santiago Graffigna, Juan Maurín, Honorio Basualdo, Carlos Basualdo, Indalecio Carmona Ríos, Onias Sarmiento, Rogelio Driollet, Arturo Storni, Dalmiro Yanzón, Amado Molina, Alejandro Garra, Alejandro Cambas, Pablo Campodónico y Aristóbulo Álvarez», explicó el profesor en Historia.

La Junta Revolucionaria. Foto gentileza Tiempo de San Juan

«La Plaza 25 fue el escenario de un terrible enfrentamiento donde francotiradores intentaron acabar con la vida de Federico Cantoni. Los disparos dieron en su pierna y lo hirieron en la cabeza. Fue atendido por un médico opositor, quien priorizó salvarle la vida para luego ser trasladado a Mendoza donde ningún médico quiso atenderlo. Luego del intento de asesinato, las calles sanjuaninas se volvieron un escenario de guerra», continuó el relato, Rodas.

La aparición de las Fuerzas Armadas para controlar la situación se hizo esperar. Es que Juan Jones que era Jefe de la Cuarta División del Ejército quería hacerse cargo del gobierno de la provincia, por lo que después de 8 horas del inicio de los hechos, Jones envió tropas y ocupó el puesto de Cantoni.

Jones detuvo a los cabecillas de la Junta Revolucionaria. Cientos de personas visitaron a los detenidos. El Gobierno Nacional se enteró de todo lo que sucedía en San Juan y decidió enviar a Ismael Galíndez, quien llamó a elecciones; ya con el terreno despejado Juan Maurín se presenta como candidato a la gobernación y resulta electo por mayoría de votos: «Durante el gobierno de Maurín continúan las mismas políticas que llevaba a cabo el catonismo, por lo que fue un Gobierno Conservador pero no alejado de los lineamientos nacionales.

Profesor en Historia, Gabriel Rodas. Foto Leandro López para Diario Móvil.

¿Qué opinas de esta nota?