El tatuador sanjuanino CONDENADO por «pornovenganza» cumplirá la pena en la CÁRCEL

La justicia le revocó la prisión domiciliaria a Patricio Pioli, luego de que el fallo no fuese firme. Sin embargo, la Camara Tercera en lo Criminal y Correccional dejó sin efecto esa medida y deberá ser trasladado a la cárcel.


Hace poco menos de una semana, el tatuador sanjuanino, Patricio Pioli, fue condenado a 5 años de prisión efectiva por «pornovengaza», siendo este el primer proceso oral en la Argentina por la difusión de material sexual íntimo. La damnificada fue Paula Sánchez Frega, su ex pareja. 

Tras recibir la condena, Pioli continuaba con prisión domiciliaria debido a que el fallo no estaba firme. Sin embargo, en las últimas horas, la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional de La Rioja dejó sin efecto esa medida y ordenó el traslado al Penal de esa provincia.

El caso

La damnificada, Sánchez Frega conoció a Pioli en 2016, al ir a tatuarse a su local. Desde entonces, entablaron una relación y a los dos meses el tatuador se fue a vivir a su casa. En el transcurso de los meses, la relación se tensionó con numerosas peleas y, al octavo mes, ella logró que Pioli abandone la vivienda. Sin embargo, recibió insultos y amenazas, y, luego, sufrió por la publicación de fotos y videos sexuales.

Lo denunció y en 2017 al tatuador lo procesaron con prisión preventiva por los delitos de coacción y lesiones leves contra ella. Pioli estuvo dos días detenido pero salió en libertad tras el pago de una fianza.

Durante la breve relación la joven sufrió violencia de género. Sánchez Frega dijo que inicialmente recibió amenazas que surgieron por su negativa de seguir con la relación. En venganza Pioli envió imágenes y videos íntimos a su grupo de amigos y a otras personas a través de las redes sociales. En 2019 volvió a la cárcel por publicar otros videos, en esa oportunidad, en tono de burla hacia la víctima y la Justicia. Al año siguiente le otorgaron la domiciliaria.

La semana pasada lo condenaron a cinco años de prisión efectiva. Inicialmente cumplió la sentencia en su casa porque sentencia no estaba firme, pero la Justicia revocó esta medida y ordenó que el tatuador vuelva a la cárcel.

¿Qué opinas de esta nota?