La dificultad de San Juan para adquirir pistolas TASER: cada una cuesta 5.500 DÓLARES

La provincia está habilitada para comprar estas armas de reducción personal, el problema es el costo y la logística para importarlas. ¿Cuál es la alternativa?


Tras un polémico caso policial en Buenos Aires, donde un policía le pegó un tiro al excantante de Tan Biónica, que lucha por su vida, el uso de las pistolas Taser (eléctricas), volvió al debate nacional y provincial. En ese contexto, el secretario de Estado de Seguridad y Orden Público de la provincia, Carlos Munisaga, explicó en Bohemia FM, las diferentes complicaciones que tiene la provincia a la hora de pensar en incorporar a las fuerzas de seguridad este tipo de armamento.

«Lo más importante es capacitar al efectivo para que tenga un uso progresivo y racional de la fuerza. Nosotros estamos poniendo el foco en técnicas de reducción y que el uso del arma sea cuando realmente haya una amenaza y las posibilidades de reducción se vean complicadas», explicó Munisaga sobre los nuevos cursos de formación que han lanzado para la fuerza y que sirven como una buena alternativa. En ese marco, rescató que «ahí aparece el uso de armas taser o bastones».

«Estamos autorizados a comprar taser, como provincia podríamos adquirirlas, pero es un proceso muy complicado y muy caro, ese el problema en realidad», afirmó el funcionario. En ese sentido, explicó que «cada pistola taser cuesta 5.500 dólares y cada cartucho o sea su munición, cuesta 150 dólares. Son armas muy caras».

Pero no es el único inconveniente, ya que Munisaga recalcó que «además, hay que importarlas y tienen un proceso de ingreso muy complejo, que inicia en el país de origen y que necesita una aprobación de la ANAMAT».

«Por eso, es mejor ir por la capacitación en técnicas de reducción», rescató munisaga

Además, el funcionario recalcó que, «si se llegaran a adquirir, serían unas muy pocas armas y las deberían usar grupos especiales en casos específicos».

 

¿Qué opinas de esta nota?