Un ABUELO le PAGÓ con 2 GALLINAS a su médico porque no tenía DINERO para hacerse un exámen de próstata

Ocurrió en Bolivia. Un adulto mayor debía ser operado pero se sinceró con el cirujano y le dijo que no tenía más que esos dos animales para pagarle.


Un abuelo boliviano fue a hacerse un chequeo y resultó que debía operarse de inmediato de la próstata, debido a que estaba presentando un problema de salud que requería de cirugía. Sin embargo, le aseguró al médico que no tenía como enfrentar ese gasto y tuvo un enorme gesto que el galeno compartió en sus redes y rápidamente se hizo viral.

En Bolivia ocurre que como la salud no es gratuita, muchas personas esquivan hacerse chequeos de rutinas porque no tienen cómo pagarlo y a veces llegan al médico cuando los problemas están un poco más avanzados y requieren de cirugía sí o sí.

Eso mismo es lo que le ocurrió a este señor mayor, a quien lo debieron operar casi de inmediato de su próstata. Él anunció que no tenía cómo pagarlo, entonces doctor Álvaro Ramallo Zamora, médico encargado de su cirugía, le aseguró que no se hiciera problema porque la iban a costear desde la fundación que él mismo maneja.

Pero ocurrió que el día de la cirugía, el señor, en modo de agradecimiento por ayudarle, le llevó de regalo dos gallinas, como modo de ofrenda y pago hacia su generosidad.

Los chequeos médicos, medicinas u operaciones que se necesitan para tener una mejor salud en ocasiones son de presupuesto muy alto, mismo que las personas no siempre pueden costear, tal fue el caso de un abuelito en Bolivia, que decidió pagar con dos gallinas. Ramallo quedó tan agradecido con la situación que lo compartió en su cuenta de Facebook.

“Este abuelito no tenía dinero para operarse de próstata, a lo que respondí que lo vamos a operar por la fundación ‘Dr. José Ramallo Guillen’. Tal es mi asombro cuando saca de regalo 2 gallinas para retribuirme la atención, esto me emocionó y conmovió mucho”, explicó Ramallo en su publicación, que en cuestión de minutos se llenó de likes y comentarios.

Además, la acción del paciente también generó que el médico recordara que hace 40 años en la ciudad Tarija, Bolivia, “había pacientes que te pagaban con gallinas, huevitos o el famoso trueque”.

“Desde el cielo, querido papito, sé que estás feliz de saber que he seguido tus pasos en el bienestar de esta linda gente chapaca humilde y sencilla, la más agradecida. Solo puedo seguir agradeciendo a Dios”, culminó el doctor, quien acompañó la publicación con fotografías del adulto mayor, las gallinas y la imagen de su padre, quien falleció en 2010 justo un 24 de julio, día que sucedió la anécdota.

Fuente: Los Andes

¿Qué opinas de esta nota?