Un especialista local sobre el «CHANO»: «Los chicos con ADICCIONES no tienen que esperar a ser un RIESGO inminente para tratarse»

Lo expresó Raúl Ontiveros, psicólogo especialista en adicciones, en «El Primer Café» de Radio Bohemia FM 100.1.


Raúl Ontiveros, psicólogo especialista en adicciones, habló sobre el caso de Chano Moreno Charpentier «El Primer Café» de Radio Bohemia FM 100.1.

«La Ley de Salud Mental tiene un buen espíritu en cuanto a respetar el derecho del paciente, es un aporte muy bueno en materia de salud mental, el problema es cuando lo llevamos a la realidad y en la aplicabilidad en materia adictiva», aseguró el especialista.

Según Ontiveros, hace años se viene «rogando» a nivel país por una ley específica en adicción: «La ley de Salud Mental abarca el mundo de las adicciones, somos como un apéndice pero creemos que hay aspectos de las adicciones que están desamparados en esa ley. Vemos que hay parejas, padres y familias que no saben qué hacer. Están desbordados y en cuanto al consentimiento queda maravilloso en el ideario. Pero estos chicos están en un estado donde no pueden tomar conciencia de su enfermedad, no pueden parar y a veces no pueden pedir ayuda».

El psicólogo sanjuanino ejemplificó el caso: «Si a una persona la han atropellado, está inconsciente en la calle y decimos ‘hasta que él no llame a la ambulancia respetemos su derecho a estar tirado’, eso es condenarlo a muerte, abandonarlo».

Ontiveros dialogó sobre la complejidad del tema y aclaró: «La realidad desborda lo que plantea la Ley. Nosotros estamos formados en el concepto de ‘intervención temprana’, es una cuestión de salud. Nosotros queremos actuar preventivamente para que no se desborde. Con la ley siempre estamos llegando tarde».

Por otro lado, el especialista indicó que el país, el tratamiento a las adicciones se hace en un 70 y 80 % de forma privada: «Está fuera del estado, está en las ONG o las clínicas privadas, por eso hay que reforzar la salud pública». A su vez, se preguntó: «Cómo puede ser que para comprar droga sea tan fácil y para rehabilitar a un pibe te la hagan tan difícil, va más allá de un planteo personal es algo que tenemos que pensar en sociedad».

«La voluntad en los adictos no existe, cuando los rehabilitamos son pibes divinos, y venían con prontuarios a veces terrible, pero eso es la misma droga que provoca eso. A veces vuelven a la escuela, consiguen trabajo y sobre todo no engrosan a la larga los listados en los servicios penitenciarios, hospitales, porque los pudimos abordar a tiempo. Los chicos que tienen adicciones no tienen que esperar a ser un riesgo inminente, tienen que empezar un tratamiento. Eso salva vidas», finalizó.

¿Qué opinas de esta nota?