SHAKIRA: a un paso de ser juzgada por FRAUDE fiscal en España

Podría recibir una dura multa económica o, incluso, pena de prisión. La acusan de tener empresas en paraísos fiscales y fijar residencia en Bahamas para no pagar impuestos


La cantante colombiana Shakira Isabel Mebarak Ripoll, conocida como Shakira, quedó al borde de ser juzgada en España, acusada de eludir el pago de impuestos.

Luego de una investigación de tres años, el juez Marco Juberias concluyó que había “evidencia suficiente” de que la popular intérprete podría haber evitado el pago de obligaciones tributarias.

Había sido acusada en 2019 de no liquidar 14,5 millones de euros (17 millones de dólares) en impuestos desde 2012 a 2014.

Fueron más de 200 días en los que Shakira vivió principalmente en Barcelona a pesar de tener una residencia oficial en Bahamas.

Eso fue lo que, según los medios españoles, argumentó el equipo de Shakira sobre cuál era su residencia principal, si bien también dijeron que posee una casa en el área de Barcelona, que comparte con su pareja, el defensor de fútbol del Barcelona Gerard Piqué, con quien tiene dos hijos.

“Residencia principal” y empresas en paraísos fiscales
Juberias dejó constancia en la declaración que, hasta ahora, la agencia tributaria de España y los abogados de Shakira discutían sobre el significado de “residencia principal”.

El código fiscal español dice que cualquier persona que resida en España durante al menos seis meses y un día (o 183 días) en un año determinado es responsable de pagar impuestos en el país, dijo el jueves a la cadena CNN la consultora fiscal de Madrid, Beatriz García.

El magistrado escribió, en el juzgado de Esplugues, que Shakira y un asesor financiero, también mencionado en el fallo, utilizaron una serie de empresas en paraísos fiscales extraterritoriales para intentar ocultar las fuentes de sus ingresos durante esos años.

Si Shakira es declarada culpable de evasión de impuestos, podría ser multada o inclusive encarcelada, aunque un juez podría renunciar a cualquier posible sentencia de prisión si es menor a dos años, ya que ella sería infractora por primera vez.

Cuando testificó en junio de 2019, negó los cargos, y su empresa de relaciones públicas declaró que había pagado la deuda tan pronto como la oficina de impuestos le informó al respecto.

El fallo estaba fechado el 20 de julio y el juez otorgó a las partes en el caso 10 días hábiles para presentar argumentos adicionales, incluso para argumentar y archivar el caso. Ella puede apelar.

Fuente: Opinión Frontal

¿Qué opinas de esta nota?