Tras los pasos de Pampita, BARASSI quiere aprender a bailar en el CAÑO: “¿Hay límite de PESO?”

El conductor de “100 argentinos dicen” recordó el baile de Carolina Ardohain y dijo que tenía ganas de aprender a hacer lo mismo que la jurado de La Academia.


Desde que comenzó 100 argentinos dicen hasta hoy, Darío Barassi se siente cada vez más cómodo frente a la pantalla al punto de que a veces se olvida de las preguntas y del juego y aprovecha para contar intimidades o sus deseos. Así fue como expresó al aire sus ganas de ir a aprender pole dance, popularmente conocido como “baile del caño”.

Todo fue a partir de la pregunta: “Le pedimos a 100 argentinos que nombraran a una jurado del Bailando que también fue participante”. De inmediato uno de los participantes respondió: “Pampita”.

Olvidando que se trataba de un juego, el conductor comenzó a comentar: “¿Vieron el caño de Pampita? ¿Chicos es joda?”. Mientras se escuchaba detrás de cámara a Luli, productora del programa acotar: “Diosa, divina”. Fue entonces que el también actor propuso: “Quiero hacer pole dance, ¿resiste o hay que poner límite de peso?”.

“Hay que poner una buena columna”, agregó la productora y con cara de enojado el anfitrión del ciclo le respondió: “Sí. No te hagas la viva. Maldita”. Luego pidió a los asistentes: “¿Me googleas si el pole dance tiene límite de peso? Quiero saber ahora así me saco la duda y si hay alguna academia que acepte canje me escriba”.

Por supuesto que Carolina Ardhoain era una de las respuestas del panel, era la número uno. Así, el juego continuó su curso y entre las famosas jurados que habían sido participantes del Bailando estaban también Jimena Barón, Carmen Barbieri, Moria Casán, Flor Peña y Laurita Fernández.

En las últimas horas Barassi había sido noticia luego de que se conocieran imágenes del departamento que tiene a la venta en Belgrano en el que vivió con su mujer Luli Gómez Centurión y su hija Emilia hasta el año pasado.

Se trata de un dúplex de 105 metros cuadrados. En la planta baja dispone de un amplio living comedor, una práctica cocina con una gran mesada para desayunar y una dependencia de servicio que funciona como estudio para hacer trabajo de oficina, además de un toilette de recepción. Subiendo las escaleras, se pueden observar una gran habitación para los chicos, un cómodo baño y un enorme cuarto principal luminoso que posee un placard de considerable tamaño y baño en suite. Además, el inmueble posee un balcón de 16 metros cuadrados con parrilla y lavadero independiente, y una impresionante vista panorámica a la ciudad.

Desde hace un año la familia vive en Nordelta en una gran casa, en la que hace unos días el conductor y su hija se llevaron un pequeño susto luego de que un carpincho apareciera en su puerta. “¿Saben lo que es un carpincho? Es una rata obesa, es el roedor más grande. Lo googleé. Porque en vez de sacarlo, me encerré en el cuarto y lo googlée. La agarré a mi hija, y le pregunté a Siri: ¿qué es un carpincho? Abajo quedó Luli (su pareja) con una escoba peleando”, comenzó su relato del episodio.

“Yo estaba solo en pijama, con mi hija, rezando un Padre Nuestro y googleando qué es un carpincho. ¡Qué animal horrible! Es feo y aparte leí que son muy malos, que no te tienen miedo. Llamé a la guardia y vinieron tres. Entran los tipos con cara de ‘vamos a ser una ciencia’ y dan dos aplausos… El carpincho se va. Con dos aplausos lo sacaron”, afirmó Darío, indignado. Por último, señaló: “Yo les dije a los de seguridad: ‘Chicos, perdón, qué papelón. Me contestan: ‘Sí por lo general llaman las mujeres’…”.

Fuente: Infobae

¿Qué opinas de esta nota?