Fernández: «no estamos felices con los PLANES SOCIALES»

Además, afirmó la necesidad de que los empresarios «arriesguen, ganen y reinviertan» en Argentina. 


El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que uno de los objetivos centrales de su gobierno es “fortalecer la industria nacional” porque eso impulsa la generación de empleos privados registrados y señaló que su gobierno no está feliz con la cantidad de planes sociales que paga el Estado en el país.

“El empresariado que necesita la Argentina es el que arriesga, convoca al trabajo, produce, gana y reinvierte, así el circuito es cada vez más grande”, dijo el jefe de Estado en un discurso expresado en el Parque Industrial Hudson, en el partido bonaerense de Berazategui, donde recorrió las instalaciones del laboratorio Bina Pharma.

La planta visitada por el mandatario fue habilitada en febrero de 2020 y se dedica a la producción de sueros inyectables para uso humano mediante un proceso de elaboración que maximiza las condiciones de esterilización. La empresa de capitales nacionales cuenta con 60 trabajadores que en su mayoría residen en barrios aledaños.

Fernández estuvo ayer en Chaco. “Cuando volvía a la noche había un enorme dilema en los medios por saber dónde había celebrado yo el Día de la Industria. Y hoy vengo acá y sigo celebrando el Día de la Industria. ¿Saben por qué? Porque los peronistas celebramos todos los días el Día de la Industria. Cada vez que un empresario abre una industria, nosotros lo celebramos”.

“Un país desindustrializado genera lo que vivimos hasta el 2019: perdida de 23.000 empresas y de puestos de trabajo. Para nosotros el trabajo es esencial. No estamos felices con los planes sociales. Vamos a estar felices el día que los argentinos tengan un puesto de trabajo. Obviamente, no los vamos a dejar desamparados porque somos solidarios, pero nuestro objetivo no es ese”, dijo.

Y señaló que cuando Cristina Fernández de Kirchner dejó el gobierno en diciembre de 2015 había alrededor de 170.000 planes sociales que además generaban obligaciones en quienes los recibían: trabajar, estudiar, vacunar a sus hijos. “Todas esas obligaciones desaparecieron durante el Gobierno que me precedió”, cuestionó.

Y, en ese sentido señaló que el número de planes creció de 170.000 a alrededor de entre 750.000 y 800.000 planes. “Ahí sí, uno puede decir, fueron dados con total irresponsabilidad porque quienes los daban eran los mismos que les decían a los empresarios que cierren sus empresas y se vuelvan importadores”, afirmó.

También comentó los dichos del empresario textil Teddy Karagozian, quien contó días atrás –dijo el Presidente- que lo fue a ver al ministro de la Producción (de Mauricio Macri) “con mucha angustia por las importaciones que ingresaban desde China y les dijo que si seguían abriendo de esa forma iban a terminar con la industria textil local”.

“Y le dijo que se veía en la obligación de despedir 800 personas. Y le dijeron: no te preocupes que alguien los va a tomar. ¡Sabían que nadie los iba a tomar! Y lo resolvían con los planes sociales. De ese modo lo resolvían. Y los planes son solamente un mecanismo para soportar la angustia que la pobreza genera. Pero la solución de la pobreza es el trabajo, no son los planes”, afirmó Fernández.

¿Qué opinas de esta nota?