CASO de las enfermeras sanjuaninas SANCIONADAS por negarse a ASISTIR un ABORTO: afirman que sólo los médicos pueden OBJETAR

Rolando Lozano, secretario relator de la Fiscalía General de la Corte, afirmó esto en los medios sanjuaninos.


Este miércoles por la mañana, Rolando Lozano, secretario relator de la Fiscalía General de la Corte habló sobre el caso de las enfermeras sancionadas por no querer asistir un aborto en el Cimyn.

Al respecto, el secretario indicó: “La objeción de conciencia es un tema sensible que creo que va a costar un periodo de maduración entenderlo. Hemos sido protagonistas de un largo debate en relación a la admisión o no admisión de la interrupción del embarazo. En esta discusión que tiene tintes morales, religiosos y hasta personales, lamentablemente para quienes han profesado la posición contrataría a legalizar la práctica, ha sido zanjada por una ley vigente que hoy regula diversos aspectos vinculados, entre ellos la posibilidad de objetar la conciencia en la práctica. Es ni más ni menos que la consagración de la disposición Constitución Nacional, consiste en que nadie puede ser obligado a actuar en contra de sus convicciones más profundas. La ley regula que se es objetor o no se es objetor».

Según explica Lozano, esta facultad de objetar ha sido reservada por la ley para quien tiene la responsabilidad directa en la práctica: «Sería al médico, con lo cual las personas que realizan actividades de forma complementarias a la del médico no podrían alegar la objeción de conciencia porque no están alcanzados por la posibilidad».

Lozano aclaró en Estación Claridad que la ley es muy clara en cuanto a esto: «Afirma enfáticamente que sólo tiene derecho a objetar el profesional que tenga participación directa en la práctica y la tiene únicamente el médico que la realiza».

Finalmente, el entrevistado explicó: «En términos reales, ¿el camillero podría objetar conciencia? Es una pregunta clara que nos dejará ver, entiendo que son todos necesarios para la práctica, pero me tengo que limitar a lo que dice la ley. No quiero entrar en la discusión de moralidad, no tiene que ver siquiera con mi opinión personal, me limito a comunicar lo que la ley dice”.

¿Qué opinas de esta nota?