El Hospital Rawson cuenta con cascos fríos para quimioterapia

El Área de Cuidados Paliativos y Dolor implementó junto a la Sección de Oncología Adultos el uso de cascos fríos o hipotérmicos para reducir la caída del cabello en pacientes en tratamiento.


El Hospital Rawson ahora cuenta con 40 cascos fríos reutilizables para pacientes oncológicos que están transitando el tratamiento de quimioterapia. Los mismos sirven para ser utilizados por 4 o 5 pacientes por día de quimioterapia.

Los cascos fríos fueron donados los socios rotarios; el Grupo Quimio con pelos San Juan, representados por Leticia Dates; Pump Gel, fabricante de los geles y la empresa Maravilla, que donó el transporte.

La Dra. Eugenia Ensabella, responsable del área de Cuidados Paliativos y Dolor del Hospital Rawson, se refirió a esta terapia y cómo se aplicará en los pacientes oncológicos.

– ¿Qué son los cascos fríos?

– Son geles frío-calor que suelen utilizarse para aliviar golpes, se arman pegándolos unos con otros con el molde de una cabeza y se congelan en freezer.

Se colocan con el cabello mojado unos 30 minutos antes de iniciar la quimioterapia, se cambian cada 20-30 minutos hasta 30 minutos de finalizada la sesión.

– ¿Cuál es la función de los geles y qué pacientes lo podrán utilizar?

– La función es lograr la vasoconstricción del folículo piloso (bulbo donde nace el pelo) y que no sea afectado por las drogas oncológicas.

Los pueden utilizar tanto mujeres como hombres, también adolescentes, con tumores sólidos (no se utilizan en casos oncohematológicos como leucemia y linfomas). Igualmente, la Sección de Oncología informará su protocolo a los pacientes que estén por comenzar con el tratamiento. La conservación del cabello mejora la calidad de vida de los pacientes, esto fue lo que nos movilizó a ayudarlos.

– ¿Cómo está conformada actualmente el Área de Cuidados Paliativos?

– El área depende del Servicio de Anestesiología; lo integramos tres médicas, una enfermera, dos psicólogas, una trabajadora social y una secretaria que es indispensable para nuestra labor. También están todos los especialistas que intervienen con los pacientes con quienes tenemos comunicación fluida y participamos de los ateneos interdisciplinarios.

El área de cuidados paliativos atiende el 70% de pacientes que tienen enfermedad oncológica y un 30 % de dolor crónico y otras enfermedades crónicas no oncológicas. Hemos crecido desde 2019 a la actualidad un 300%, mostrando con ello la necesidad de nuestra área.

– ¿De qué se trata la Red de Cuidados Paliativos Referencia – Contrarreferencia?

– La red es para mejorar el acceso de las personas y poder regresar a su localidad para ser atendidos allí. Para esto hemos conformado una red de cuidados paliativos con la periferia, mejorando la comunicación y brindando apoyo a los equipos del interior de la provincia.

Actualmente estamos haciendo una capacitación interdisciplinaria para los profesionales de los equipos (médicos, enfermeros, psicólogos, trabajadores sociales, entre otros) de todas las áreas sanitarias.

– ¿Cómo es el trabajo del área en la periferia?

– La periferia trabaja muy bien en equipo. Lo vemos en la capacitación, tienen mucho interés y tienen muchos pacientes con requerimiento de atención paliativa, así es que al mejorar la comunicación mejoramos la accesibilidad a la atención y a la medicación.

¿Qué opinas de esta nota?