El ex director de Enología, contra el ministro de Educación: «no sé si puede verme la cara»

Sergio Montero fue separado de su cargo luego de la denuncia por irregularidades en la Escuela Enología. Ante eso, aseguró que tiene explicaciones para todas las acusaciones y apuntó contra Educación, por el mal manejo de la situación.


El ex director de la escuela Enología, Sergio Montero, dialogó con Primer Café de Radio Bohemia y se mostró sorprendido por la decisión del Ministerio de Educación de separarlo de su cargo, a poco tiempo de jubilarse. En ese marco, habló sobre su relación con su ex amigo, el ministro, Felipe de Los Ríos, y los intereses que hay de por medio.

Expresó su disconformidad por «la actitud del gobierno educativo de haberme separado sin pedirme explicaciones, sin ni si quiera dejar que yo haga los descargos correspondientes de las acusaciones que hacían estas dos señoras», declaró. Las dos mujeres son Verónica Socoli y Maria Eugenia Ibaceta, presidenta y vicepresidenta de la cooperadora de la escuela.

«Estoy sorprendido de que inclusive la misma abogada del ministerio, María Paz, dijo a los medios que pidió los descargos al director y nunca presentó nada. Está faltando a la verdad porque jamás desde asesoría letrada pidieron los descargos correspondientes. Sí, como director, yo tuve que informar la situación que había con la cooperadora a mis autoridades y superiores», explicó Montero.

«Presenté un informe de cómo estaba la cooperadora, que aparentemente no ha llegado a asesoría letrada», agregó.

El director realizó una presentación legal con un abogado, junto a todas las acciones correspondientes. «Inclusive, las dos señoras han sacado un comunicado en las redes sociales de que ellas, afirmando que en ningún momento pidieron que me saquen del cargo, cuando tenemos todos los escritos solicitando al gobierno mi cabeza, es decir, el cargo», consignó el ex director. En consecuencia, aseguró estar trabajando con su abogado para concretar una presentación formal al Ministerio de Educación.

Respecto a su relación con el ministro, cuando asume como director en 2018 tuvo numerosas reuniones con él. «Nos conocíamos desde muy chicos, pero la relación de amistad se rompió. Ustedes se deben acordar cuando, por intermedio del señor Jorge Deiana, quisieron usurpar los terrenos de calle 25 de Mayo, antes de Matías Zavalla. Llegué al lugar y eché a la gente que estaba trabajando, porque estaban con máquinas y topadoras intentando sacar los olivos. Yo hice la denuncia, obviamente me correspondía como director avisar a las autoridades, y parece que la denuncia le cayó mal al ministro«, relató el docente.

Luego de ese conflicto, «un día, lo digo de esta manera, me llevaron preso, literalmente, al Ministerio, donde tuve que enfrentarme con el ministro sin que yo tenga derecho a defenderme con un abogado o con el supervisor que había en esa época», contó. En esa reunión imprevista, estaba la abogada María Paz, el ministro De Los Ríos, Deiana, el director de área de ese momento, Carlos González, entre otras personas, según detalló Montero.

«Todos me atacaron con un montón de temas, yo les demostré que habían hecho una usurpación y mostré fotos y todo. Me trataron muy mal, me gritonearon y yo no soy de las personas que se deja gritonear facilemente y les respondí del mismo modo», agregó.

«Todo eso cayó muy mal y ahí hubo un divorcio entre el ministro y yo. Las veces que le pedía audiencia, no me quiso dar cuando antes yo iba y me hacía pasar. Se perdió la amistad, la confianza y todo«, agregó.

¿De qué lo acusan?

«Se me acusa de irregularidades en la escuela. Yo pregunté cuales y nunca nadie me dijo», aseguró Montero. Después, ante las insistencias, contó que salieron a decir de la pérdida de litros de vinos y aceite, del cobro de inscripciones, pérdidas en producción de dulces e, incluso, que se llevó 1 millón de pesos de la escuela.

«Yo tengo las respuestas. Primero, yo no sé como me llevaría toda la producción de la escuela, en mi auto no cabe. Segundo, mil litro de aceite, para elaborar eso la escuela habría necesitado 10mil kilos de aceitunas, jamás la escuela la tuvo. En ese año, 2019, la producción de olivo fue de 153kg, los olivos estaban muy caídos, dañados, no los cuidaron. Eso equivale a 15 litros de aceite. Los dulces, la escuela se quedó sin caldera en 2014. Después de mucho tiempo, el ministerio de la producción decidió darnos los fondos para una nueva, a través de una ONG. Presupuestamos y se compró a fines del 2020 y la pusimos en funcionamiento en febrero 2021. O sea, que la producción de dulces que ellos dicen, lo ubico que se hizo mediante una gestión entre del jefe sectorial y yo, pudimos ampliar la red de gas de la fábrica de dulces para que los chicos produzcan y tengan las prácticas. No era grande la producción. Respecto a los vinos, los han vendido la asociación cooperadora a la fabrica de vinagre y tengo el remito firmado por la presidente de la cooperadora donde le han pagado más de 42 mil por la venta», detalló sobre cada acusación.

«Entonces, no me pueden decir de que no saben qué se han hecho los vinos, con los dulces, si ellos han aprovechado todo, lo han vendido», aseguró.

Intereses de por medio

Finalmente, el ex director se refirió a los intereses que hay de por medio, que podrían estar vinculados al conflicto y su separación del cargo. El principal, es por los terrenos de la Escuela Enología. «Temo muchísimo por lo que pase con ellos. Siempre los defendí y hay muchos intereses de por medio, incluso desde adentro de la escuela, con personal de la escuela que también tienen intereses de que los terrenos se pierdan», comentó.

«Ha sido una lucha muy grande durante toda la gestión desde enero del 2018, hasta esta separación que me han hecho», agregó. Además, aseguró que una periodista, le comentó que el ministro dice que lo separaron de la dirección «para protegerlo». 

«¿Para protegerme de qué? Si yo me puedo proteger solo tranquilamente. Para eso también está la justicia, que nunca hubo. Así que no entiendo la postura del ministro, no sé si va a poder verme a la cara«, sentenció.

«Me voy con gusto a poco, porque tengo muchísimos proyectos pendientes para con la escuela, pero bueno, espero que alguien los siga», culminó Montero.

¿Qué opinas de esta nota?