Tras el aumento del precio de la CARNE prevén semanas «turbulentas» y hay INCERTIDUMBRE

Con el aumento del precio de la carne, que fue de más del 20%, los precios por kilo parten de los $700 en adelante.


Tras el aumento de la carne en el país, el Gobierno emitió una medida de tres días de congelamiento. Además, prevén mayores retenciones a las exportaciones, hacia el sector del campo. Ante esto, el propietario de una reconocida cadena sanjuanina de carnes, Antonio Parra, explicó cómo la industria afronta este contexto. «Estamos transitando una semana turbulenta», consignó.

El sanjuanino, en diálogo con Primer Café de Radio Bohemia, sostuvo que el aumento era de esperar, pero no pensaron que iba a ser tan fuerte. Lo cierto que es que fue mayor al 20% y generó un golpe al bolsillo del consumidor.

«Preveíamos que se podía producir, porque, desde mayo, cuando se cerraron las exportaciones por parte del Gobierno, no se modificaba el precio. Era de esperar sobre esta época, que siempre hay un aumento estacional del valor de la carne», indicó.

En ese marco, explicó que la carne tiene 3 aumentos estacionales en el año: uno entre marzo y abril, otro en junio y el último entre noviembre y diciembre. «Este sería el aumento que todavía no sabemos si ha tocado su techo y que posiblemente sea el precio que permanezca hasta fin de año», agregó Parra.

En cuanto al consumo, aseguró que, en el tiempo que el precio estuvo estable, se han visto muchas ofertas, sobre todo en carnicerías chicas o de barrio. «Allí, pusieron buenos precios para que la gente consumiera. Por lo que hemos visto nosotros, había sido un mejor consumo de acuerdo a lo que se había visto en los primeros meses del año», expuso.

Por su parte, no temen por la disminución del consumo de carne, al menos en estos meses de verano, cuando generalmente aumenta. «Se puede llegar a dar a finales de febrero, cuando empiezan a impactar otros factores como el inicio de las clases o empiezan tiempos más frescos, que disminuyen el consumo de la carne», agregó.

Cómo quedaron los precios

«El kilo de blanda especial está entre $950 y $1000mil pesos, el kg de asado entre $800 y $950 y las comunes entre $750 y $850», detalló Parra.

En ese sentido, sostuvo que el aumento del precio de la carne impacta más en la canasta familiar. «Pero lo que está devaluado es nuestro poder adquisitivo», comentó.

Finalmente, Parra sostuvo que el sector del campo vive con incertidumbre y eso se transmite a los propietarios de carnicerías. Incluso, están en alerta por posibles medidas que se rumorearon, en cuanto a incrementar las retenciones a las exportaciones. En base a eso, están alerta para salir a «una reacción fuerte, en caso de que el Gobierno tome estas medidas».

«Están muy alertas y, esta vez, están dispuestos a salir fuerte a tomar represalias», expuso en referencia al sector del campo.

«Estamos con los oídos en las noticias para ver cómo reaccionen las entidades del campo y cómo afecta eso en los precios», finalizó.

¿Qué opinas de esta nota?