Desde OSSE aseguran que el problema de la RED de AGUA en Mogna «estaría solucionado»

Así lo indicó el presidente del organismo, Guillermo Sirerol. Además, detalló algunas obras realizadas puertas adentro, para mejorar la calidad del agua para los sanjuaninos y advirtió sobre el uso excesivo. 


En medio de la crisis hídrica que atraviesa San Juan y todo el país, el presidente de OSSE, Guillermo Sirerol, explicó cómo avanza el organismo en este contexto. Además, consignó que el problema de Mogna, por el cual se realizaron numerosos reclamos, estaría solucionado.

«Hoy estamos atravesando una crisis hídrica importante y tenemos que prepararnos desde varios aspectos para garantizar el agua en calidad y cantidad», sostuvo Sirerol, en diálogo con Primer Café de Radio Bohemia.

Ante eso, describió que se realizaron obras puertas adentro, en cuanto a mantenimientos de las plantas potabilizadoras y, también, en compra de distintos productos como bombas o químicos, para tener en stock, ante la demora de la llegada de los mismos.

«Hemos trabajado en mantenimientos de nuestras plantas, en lo que es una fase de la potabilización que incluye la decantación y la clarificación del agua. Sucede que al venir poca agua por los ríos, el agua viene con más turbidez y debemos hacer que ese proceso de decantación sea lo más rápido. Eso lo hemos logrado», contó el funcionario sobre el sistema superficial del agua.

Sin embargo, consideró que más allá de los trabajos por mejorar la calidad y cantidad de agua, «si no se trabaja con el uso excesivo en San Juan, no va haber esfuerzo que valga la pena». 

«Nosotros consumimos en promedio 750 litros por habitante, por día. Si nos comparamos con otras provincias u otros países, estamos triplicando el consumo de agua. Debería andar entre los 180 y 250 por habitante y nosotros estamos en 750 con picos de hasta 900 litros. En invierno, cuando es menor, hablamos de un pico de 500 litros», detalló Sirerol, con preocupación.

«No solo tiene que trabajarlo el usuario, nosotros tenemos que tener un trabajo de mayor celeridad ante perdidas, de un estudio de nuestra red para detectarlas y solucionar», agregó.

En este marco, explicó la situación, en base al uso del agua potable para llenar piletas, lo cual no debería hacerse, según indicó el funcionario. Entonces, aconsejó que se le realicen mantenimientos, de modo que genere menor consumo y se ahorre el agua.

«Ante eso, queremos colocar un medidor, trabajar con la familia que lo colocó y bueno ahí decir ‘consumiste tanto metros cúbicos, si tomas estas medidas podes consumir menos’. De esta forma ir acompañando y tomar conciencia a nivel sociedad, que permite un menor consumo y eso a OSSE le está dando un ahorro de costos», sostuvo Sirerol.

Caso de Mogna

En Mogna se realizaron numerosos reclamos, al igual que en otros puntos de Jáchal, ante la falta de agua y la falta de respuestas por partes de las autoridades. Ante este panorama, Sirerol contó que el sistema ya quedó normalizado la semana pasada.

«Nos avisaron que había un problema en la perforación y se detectó que era un problema eléctrico», explicó. «Llamamos a Energía San Juan, se cambió un transformador y se normalizó el servicio», agregó.

Sin embargo, el lunes les manifestaron que habían zonas donde aún no llegaba el caudal de la red por lo que debieron volver a revisar. «Detectamos que eran válvulas obstruidas tras años sin mantenimiento. Las cambiamos y quedó el sistema con buena distribución y presión de agua en toda la red de la zona», contó.

«Mogna tiene un problema histórico en lo que es agua. No solo la de consumo humano, sino también para riego o cría de animales. Desde OSSE entendemos que con la revisión y los recambios, que el problema estaría regularizado, en todos los puntos, y no deberían tener problema, salvo casos fortuitos», aseguró Sirerol.

 

¿Qué opinas de esta nota?