El IPV planea terminar de erradicar TODAS las VILLAS de San Juan en 2023

El objetivo es atender a los sectores en mayor vulnerabilidad habitacional.


En base a un relevamiento realizado por el Instituto Provincial de la Vivienda, se estima que son unas 3.000 familias las que se encuentran viviendo en asentamiento y en situación de mayor precariedad en la provincia de San Juan.

El terremoto del 18 de enero de este año intensificó la tarea de brindarle solución a este grupo de sanjuaninos, ya que muchos de los ranchos que habitaban quedaron comprometidos estructuralmente y con riesgo de derrumbe. Después de la visita del presidente Alberto Fernández, se firmó un convenio para la ejecución de 1600 casas, que ya se encuentran en construcción en los departamentos de Rivadavia y Pocito.

Según estimó el ministro de Obras y Servicios Públicos, Julio Ortiz Andino, podría terminar de asistirse a estas familias en 2023. Reconocen además que el problema habitacional excede a estas 3.000 viviendas y que el instituto intenta darle solución a todos los sanjuaninos, de diferentes condiciones socioeconómicas, que aún no tienen acceso al techo propio.

PRÓXIMAS ENTREGAS 

Entre enero y febrero del 2022 el IPV panea la entrega del barrio San Cayetano, en el departamento de Chimbas, más Los Nogales y Ramaso, en el departamento de Santa Lucía.

También se destaca por su gran avance de obra el complejo de departamentos Gran Libertador, que sería entregado en el primer trimestre del año próximo. Se trata de un barrio emblemático, cuya construcción estuvo paralizada por años.

¿Qué opinas de esta nota?