Policía se defendió a los tiros del intento de robo de motochorros

Las escenas sorprenden porque nada sugiere que la víctima del robo fuera un efectivo de las Fuerzas de Seguridad. El agente, que iba con su novia, entregó la moto porque le estaban apuntando con un arma. Pero después vino «la revancha».


Otra vez fue en La Matanza, más específicamente en Isidro Casanova: un policía iba en su moto junto a su novia cuando fue sorprendido por dos motochorros que, a punta de pistola, le exigieron que entregara el vehículo. Pero después vino la revancha y el asalto terminó de la forma más inesperada.

Ocurrió cerca del cruce entre calles Settino y Urdaneta; y como puede verificarse en el video, en un comienzo el efectivo no se resistió, sino que se bajó de la moto junto a su compañera y se alejó algunos metros. Cuando vio que la chica ya estaba fuera de peligro, desenfundó su arma reglamentaria.

La secuencia es elocuente: cuando el policía empieza a los tiros, los ladrones huyen aterrorizados. El que tenía el arma sale de cuadro y el otro motochorro -el que conducía- atina primero a levantar las manos y luego, a los pocos segundos, sale corriendo.

Medios locales informaron que a pesar de la balacera, los asaltantes lograron escapar, dejando tras de sí a la moto en la que se movilizaban y a un arma de juguete que usaron para el ataque.

El hecho se suma a otros muchos que se produjeron en los últimos tiempos, especialmente en el partido de La Matanza. Vale recalcar que el domingo 7 de noviembre el kiosquero Roberto Sabo fue acribillado en la zona comercial de Ramos Mejía, lo que desató una ola de reclamos relacionados con la inseguridad.

¿Qué opinas de esta nota?