INCREÍBLE: dos POLÍTICOS solucionaron sus diferencias con una PELEA de MMA

Se trata de un concejal y un alcalde de Brasil. Ambos habían tenido un fuerte cruce en la previa y por eso convocaron a la pelea. Se realizó en un polideportivo, repleto de público y a beneficencia.


Habitualmente, las opiniones políticas están exacerbadas en diferentes rincones del mundo. Sin embargo, en Brasil un alcalde llevó el enfrentamiento político a un ring, con el objetivo de aclarar los tantos con un ex concejal que anteriormente criticó su gestión. La buena acción del combate, es que el dinero recaudado fue destinado para acciones de ayuda social.

El alcalde de la localidad de Borba, Simao Peixoto, tuvo una disputa verbal con el ex concejal Erineu “Mirico” da Silva, que publicó un video arremetiendo contra la gestión del Balneario do Lira, una de las atracciones turísticas más destacadas del municipio.

El ex concejal directamente amenazó a Peixoto con darle una “paliza”, por lo cual el mandatario propuso un desafío.

El mandatario propuso una pelea de artes marciales mixtas, más conocida como MMA, en un octágono reglamentario, con árbitro y la presencia del público. La pelea, que se llevó a cabo durante las primeras horas del domingo en el polideportivo de Borba, fue a tres rounds.

Peixoto, un habitual seguidor de las competencias de MMA, subió al ring haciendo gestos de que iba a degollar a su contrincante, en momentos que apuntaba a Da Silva, según se observa en los videos difundidos por la propia alcaldía.

Los luchadores no se guardaron absolutamente nada, y cruzaron golpes rápidamente. Sin embargo, al poco tiempo se mostraron con cierto cansancio. Da Silva se las ingenió y tumbó en dos oportunidades al alcalde, aunque los jueces dieron como ganador a Peixoto.

Tras la lucha, ambos competidores se abrazaron. Luego, la alcaldía informó que fue una “estrategia de marketing”, y que se realizó con la intención de recaudar comida para entregar productos navideños a los sectores más vulnerables.

Para ingresar al lugar, los espectadores debían entregar tres kilos de comida enlatada a cambio de la entrada. En total, el municipio juntó cinco tonelada de suministros. La secretaria personal de Peixoto, Glaucienei Colares, dijo que ambos representantes políticos “son amigos”. Da Silva, por su lado, destacó el hecho de que la pelea haya ayudado para realizar la entrega de productos navideños.

De todos modos, a algunos no les cayó para nada bien el evento. El regulador sanitario de Amazonas, adelantó que pedirá una explicación al municipio, a fin de saber por qué permitió una multitud de espectadores sin barbijo en el interior de un espacio cerrado, violando así los protocolos anticovid-19 vigentes en esa localidad.

Otros criticaron a los peleadores por transformar la polarizada política brasileña en un ring.

¿Qué opinas de esta nota?