Estados Unidos autorizó la segunda pastilla contra el coronavirus: es del laboratorio Merck

Las autoridades estadounidenses aprobaron la pastilla contra el coronavirus que fue autorizada hace meses en el Reino Unido. La primera que se aprobó fue la píldora de Pfizer.


Las distintas farmacéuticas comenzaron en los últimos meses a desarrollar píldoras contra el coronavirus, que permiten a las personas medicarse en su propia casa durante el tiempo que transitan la enfermedad. De esta manera, sería un tratamiento de gran relevancia ante la aparición de nuevas variantes del virus.

Es así que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos autorizó este jueves la pastilla contra el coronavirus de Merck, molnupiravir, que fue aprobada a principios de noviembre en el Reino Unido. Además, durante el día de ayer, el organismo también aprobó la píldora de Pfizer, Paxlovid.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses de salud destacaron diversas diferencias entre ambas pastillas. Así, señalaron que el medicamento de Merck había presentado menor efectividad ante el coronavirus y riesgos graves de seguridad, mientras que el antiviral Paxlovid podría ser la píldora más utilizada en cada caso por contar con más beneficios y un riesgo leve.

En este sentido, la FDA enumeró distintas advertencias sobre el uso de molnupiravir, entre ellas, que los hombres deberán utilizar anticonceptivo al menos durante tres meses después de tomar la dosis final. En el caso de las mujeres en edad fértil, aconsejan utilizar anticonceptivo durante el tratamiento y también unos días después.

En cuanto a la edad autorizada para acceder a la pastilla antiviral, el organismo no lo recomendó en individuos menores de 18 años porque podría afectar al desarrollo de huesos y cartílagos. En cambio, sugieren que los adultos mayores con factores de riesgo que presentes síntomas tempranos de coronavirus puedan acceder al medicamento.

Por otro lado, la pastilla antiviral de Pfizer resultó ser tres veces más efectiva en pacientes de alto riesgo al reducir en aproximadamente 90% las hospitalizaciones y muertes. Además, funciona de forma diferente, cuenta con más beneficios y efectos secundarios más leves, contra el medicamente de Merck que demostró ser efectiva en el 30% contra hospitalizaciones y muertes en pacientes de riesgo.

¿Qué opinas de esta nota?