El HORROR que vivió una sanjuanina en un REMIS: «se tocó delante de mi hija mientras manejaba»

La mujer hizo pública la terrible experiencia y también lo denunció en la Policía. «Delante de mi hija empezó a desprenderse el pantalón y tocarse los genitales (masturbándose) y con la otra mano manejando», relató.


Imagen ilustrativa.

En las últimas horas, trascendió una grave denuncia contra un remisero sanjuanino, quien habría estado trabajando bajo efectos de droga y, además, actuó de manera amenazante con su pasajera y su pequeña hija. Inclusive, la denunciante relató que el sujeto se masturbó mientras manejaba a alta velocidad y casi atropella a una motociclista. El hecho, según lo contado por la damnificada, ya está en manos de la policía y otras víctimas sumaron su relato en los comentarios. 

Fue a través de un posteo en su cuenta de Facebook. La presunta víctima, de apellido Barrionuevo, contó el calvario que vivió en horas del mediodía de este lunes, luego de subir al Remis en inmediaciones de Avenida Rioja y Mitre. «En ese momento pedía un remis por la App de Oeste San Juan, cuando el celular se me apagó, camino unos metros para parar un remis y un «abuelito» amablemente le hizo seña a uno que estaba parado insinuando que necesitaba un móvil, este hombre aceleró y me cargo con las bolsas, papeles, ropa, maquillaje y cotillón que había comprado para el cumple de mi hija», relató la joven.

En ese momento comenzó el calvario. La mujer detalló que el conductor estaba notablemente fuera de sí. «Estaba súper alterado, con las pupilas dilatadas, re merqueado como todos dicen. Empezamos una conversación dónde le comentaba que iba apurada por llegar a casa, ya que desde temprano estuve en el poder judicial agilizando trámites», posteó.

Eso, aparentemente, provocó al remisero que claramente se mostró como una persona muy machista. «Empezó a tratarme de una manera re mil desubicada, expresando ser una persona muy machista y de problemática cuando todas las «hijas de put4″ arreglan las cosas en un juzgado contra el padre de los niños, cuando la justicia defiende a muerte a las mujeres», agregó en su estremecedor relato.

Además, en ese momento, el sujeto le levantó la voz y dijo: «es por eso que odio tanto a las mujeres, tengo hijas pero se tendrían que extinguir todas».

La situación la puso en alerta y en estado de shock. El miedo se apoderó de Barrionuevo y el remisero empezó a actuar de manera más violenta, con maniobras muy peligrosas a bordo del vehículo. «Quería creer que todo esto era mentira, hasta que por toda Ignacio de la Roza aceleró su auto un Corolla blanco (no recuerdo la patente). Se le adelantaba a todos los autos, pasaba los semáforos en rojo y casi choca a una mujer en moto a la altura de Ignacio y Urquiza», contó.

«Fue ahí cuando delante de mi hija empezó a desprenderse el pantalón y tocarse los genitales (masturbándose) y con la otra mano manejando, insinuando, nuevamente, que él era muy machista y que hace poco le pegó a su mamá y la corrió de su casa porque ninguna mujer sirve«, detalló sobre el terrorífico momento.

Ante eso, Barrionuevo le pidió que frenara y le dijo que iba a llamar a la Policía. Entonces, el sujeto desvió su recorrido hacia las viviendas detrás del supermercado Walmart y casi colisiona con un vehículo.  

«Mientras se masturbaba me dijo que era muy linda y que si alguna vez me interesaba que el era un león en la cama. No sabía cómo evitar eso delante de mi hija, ella solo me miraba con miedo, sin entender nada, solo preguntándome a qué hora llegábamos. Le dije que se devolviera que esa no era la dirección correcta que le indiqué. Riéndose sarcásticamente, me dijo: ‘¿Tenés miedo?'», relató la damnificada.

Atemorizada, intentó prender su celular para alertar a alguien y él se dio cuenta. «A quién vas a llamar?», le preguntó con «cara de maniático desquiciado», mientras las puertas estaban con seguro colocado.

Finalmente, el remisero la dejó en su casa, luego de desviarse por muchísimos lugares y sin dejar de masturbarse.

«A una cuadra de mi casa destrabó las puertas y fue ahí cuando agarré a mi hija, me bajé y empecé a correr como podía con mis sandalias. Empezó a gritarme que le pagara. En su auto se me fue medio sueldo en materiales y útiles escolares de I*** para el jardín, no me importa en lo absoluto lo material va y viene», agregó la mamá horrorizada.

«Llegué a mi casa en shock, no supe qué hacer en un momento así. Me senté e intenté respirar y calmarme, fue ahí cuando di aviso a la policía y realicé la denuncia», explicó recordando el terrible momento.

«Gracias al cielo tengo la dicha de poder contarlo. Mi hija y yo estamos bien», aclaró la mujer, al mismo tiempo que indicó que las autoridades ya están investigando el caso. A través de las cámaras del CISEM, intentan identificar al remisero que ya fue denunciado por otras presuntas víctimas, que se sumaron a la publicación viral.

«Por favor chicas que no les pase nunca, pidan remis de app, pero de la calle no tomen ninguno. Si les toca esperar un colectivo 3 horas lo hacen, pidan nombre, patente observen todo, yo hoy día esto lo estoy contando con suerte», advirtió para culminar su estremecedor relato.

¿Qué opinas de esta nota?