El observatorio espacial James Webb ha llegado a su orbita de destino

El nuevo observatorio espacial ya se encuentra en órbita con el sol

El James Webb ha conseguido otro importante hito desde que fue lanzado el 25 de diciembre de 2021.

Tras un mes navegando por el espacio, el observatorio espacial más grande y complejo jamás construido ha llegado a su destino, el segundo punto de Lagrange (L2). Según explica la NASA, ayer a las 2 p.m. EST (8 p.m. hora peninsular española) el James Webb activó sus propulsores para completar una corrección final de trayectoria y se introdujo exitosamente en su órbita estable L2, situada a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra.

La agencia estadounidense detalla que las maniobras del telescopio para llegar a su destino han sido un éxito. El aparato ha utilizado la menor cantidad posible de combustible, dejando una buena reserva para pequeñas correcciones de órbita que, sosteniendo los cálculos anteriores, podrían ampliar su vida útil más allá del tiempo estimado de cinco o diez años.

Aunque el James Webb ya se encuentra en su punto de equilibrio gravitacional donde la influencia de la Tierra y el Sol no son una amenaza para sus órbitas de operaciones y puede observar el cosmos desde una perspectiva única, debemos esperar algunos meses más para ver sus primeras imágenes.

 

¿Qué opinas de esta nota?