SpaceX y Northrop Grumman lanzarán una nave robótica para reparar satélites en órbita

Se trabaja en un nuevo proyecto para alargar la vida útil de los satélites

Cuando los satélites llegan al fin de su vida útil, por lo general, tienen dos opciones para no estorbar a los operativos: utilizar su último remanente de combustible para desintegrarse en la atmósfera terrestre o moverse hacia una «órbita cementerio». Sin embargo, una nueva opción está surgiendo con fuerza. Los satélites, como si de un coche se tratara, podrán recibir mantenimiento en órbita, algo que les permitirá seguir funcionando por mucho más tiempo.

No estamos hablando de las misiones de mantenimiento como las que la NASA realizó con el Telescopio Espacial Hubble, en las que los astronautas hicieron caminatas espaciales para repararlo. En cambio, nos referimos al proyecto del gigante aeroespacial estadounidense Northrop Grumman, que ha llegado a un acuerdo con SpaceX para lanzar al espacio la segunda generación de sus sistema de mantenimiento de satélites en órbita geoestacionaria.

En el pasado ya se venía trabajando en la primera generación de este sistema, que consistía en acoplar un «vehículo de extensión de vida» (MEV, por sus siglas en inglés) para dar nueva vida a los satélites que se habían quedado sin combustible. En el sistema de segunda generación, según Northrop Grumman, se ampliará sus capacidades para ofrecer inspección robótica detallada, reubicación y reparación de satélites comerciales.

 

¿Qué opinas de esta nota?