Jonatan Viale recordó a su padre a un año de su muerte: «No sabés lo que daría por un abrazo más»

Viale, de 73 años de edad, murió el 11 de abril de 2021 ; su hijo lo recordó con unas palabras en redes sociales


Jonatan Viale recordó a su padre, Mauro Viale, en el aniversario de su muerte y a través de un emotivo posteo en la red social Twitter. “Me faltan tus brazos protectores”, se sinceró el también periodista, quien acompañó las palabras con una tierna foto.

Viale, de 73 años de edad, murió el pasado 11 de abril de 2021 de una trombosis que le provocó un infarto masivo cuando estaba internado en el sanatorio Los Arcos, en Palermo, luego de contraer coronavirus y verse afectado por una neumonía bilateral.

“Un año sin vos”, escribió Jonatan. “No sabés lo que daría por una charla más, un abrazo más, un beso más, un consejo más, un mensaje más, un instante más. Me quedé con ganas de decirte y preguntarte tantas cosas”, agregó en otro párrafo.

Y completó: “El mundo sin vos es crudo. Me faltan tus brazos protectores. Te necesito”. En una entrevista con Pablo Sirven, por LN+, profundizó respecto de cómo vive todavía el duelo por la muerte de su padre. “El dolor por la muerte de mi padre no se fue; aumentó. Todo el tiempo se me vienen recuerdos”, lamentó.

Jonatan dijo extrañar “compartir las cosas lindas con él y contarle cosas” y lo calificó como “una especie de confesor mío”. “Hasta último momento, mi viejo tuvo una fuerza enorme. Siempre tenía mucha energía. Era muy metódico, aburridamente metódico”, rememoró sobre los últimos días del periodista.

 

En los últimos tramos del diálogo, reconoció que todo el tiempo tiene reflejos de reenviarle mensajes: “Veo el sol y hablo con mi viejo: Siento que cuando sale es él”. Quien también se pronunció en memoria de Mauro Viale fue su exesposa Leonor, en su primera aparición televisiva en meses.

“Todavía estoy cicatrizando”, reveló y acotó: “La última vez que lo vi con vida fue junto a enfermeros que los vistieron y llevaron en silla de ruedas. Se trató de mi último contacto físico con él. Y después vino el velatorio. Fue todo muy doloroso. Lamentablemente, pudo más la pulsión de muerte que la de vida”.

¿Qué opinas de esta nota?