Dio en adopción a su hijo, creyó que había muerto y se reencontrarán: «No llores mami, tenés nietos»

Lisandro Repetti buscó a su madre durante 48 años y con solo dos datos sobre ella, logró encontrarla.


Lisandro Repetti nació en 1974 en la ciudad de Concordia, Entre Ríos. A pesar de que nunca conoció a su madre, quien lo dio en adopción, jamás perdió la esperanza de lograr ese primer encuentro. Y lo logró este martes, después de 48 años de búsqueda y con la ayuda de la policía de Comodoro Rivadavia.

Repetti tenía apenas dos datos de su mamá: que se llamaba Martina Martínez y que vivía en la calle Entre Ríos, de Comodoro Rivadavia. Con esa información llamó a la policía de esa ciudad, les contó la historia y les preguntó si había posibilidades de encontrarla.

Los policías buscaron el nombre de la mujer en el sistema de Justicia y obtuvieron una dirección. En el domicilio había varios inquilinos, pero ninguno era Martina Martínez. Sin embargo, los vecinos le indicaron donde vivía la madre biológica de Lisandro Repetti.

Al dar con María Martina Ramírez -conocida en Comodoro Rivadavia como “María”-, le contaron que la estaba buscando un hombre de 48 años. Cuando pidió conocer el motivo le acercaron un celular y su propio hijo le contó quién era.

La emotiva charla entre madre e hijo, 48 años después

La conversación comenzó con un intercambio de presentaciones en el que Repetti le dijo su nombre y confirmó que estaba hablando con María Martínez, que había vivido en Concordia, Entre Ríos. Luego él le preguntó si recordaba a “Belinda Rivero”, pero Martínez le respondió que no.

“Estuve con tu hermano Juan. Y él nos contó que cuando vos eras muy jovencita habías tenido un bebé que habías entregado. ¿Te acordás?”, le preguntó Lisandro y María explicó: “Sisi, tenía como 15 o 16 años. ¿Pero no murió?”.

La respuesta de Lisandro la dejó helada: “No murió, estás hablando con él en este momento”. La mujer tardó algunos segundos en caer en la emoción sin antes preguntarle por la edad a su hijo y para saber cómo la había encontrado. “Maravillas de la tecnología”, respondió el hombre.

Cuando la mujer rompió en llanto, su hijo intentó calmarla: “Tranquila que yo te quiero mucho y te ando buscando hace mucho tiempo. Tranquila que no pasa nada, te vamos a ir a ver dentro de poco tiempo”.

“No llores mamá, ponete contenta que tenés nietos. No llores mami, que yo te amo con toda mi alma”, continuó mientras María Martínez intentaba no emocionarse.

Luego, el hombre se comunicó con el personal de la Comisaría Seccional Segunda de Comodoro Rivadavia para poder establecer un contacto con su mamá. Y adelantó que la irá a ver en las próximas semanas.

¿Qué opinas de esta nota?