Auditores del Tribunal de Cuentas exigen que se llame a CONCURSO: «hay acomodados a dedo»

Casi un centenar de auditores del Tribunal de Cuentas exigen que se cumpla con las leyes y se llame a concurso para el cargo de fiscales. De los actuales, 12 asumieron de forma «interina», pero ya llevan 10 años, además de que no cumplían con los requisitos. También piden por recategorizaciones.


(Imagen ilustrativa) Foto de archivo.

Cerca de un centenar de auditores contables del Tribunal de Cuentas reclaman por el llamado a concurso inmediato y por recategorizaciones, las cuales llevan más de una década sin concretarse. Es que, en 2012, al menos 12 fiscales y 1 Secretario Administrativo fueron ubicados sin cumplimentar los pasos establecidos para su ingreso. Estos reclamos datan desde el año 2014.

El organismo, que es constitucional e independiente de los poderes públicos (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), se encarga del control de todos los actos referidos a la administración del Estado provincial y municipal. Sin embargo, entre 80 y 100 auditores contables, quienes son profesionales, no tuvieron posibiliad alguna de concursar por un cargo a fiscal. 

De acuerdo a lo consignado por un grupo de manifestantes a DIARIO MÓVIL, en 2012 se produjeron vacantes para 13 cargos: 12 fiscales de Cuentas y un Secretario Administrativo. Los títulares, hasta ese entonces, fueron dados de baja por fallecimiento o por haberse jubilado. Entonces, de acuerdo a lo dispuesto por la Ley 1100-E (art.162) y la 142-A, debía ocuparse cada cargo de manera transitoria y llamar, inmediatamente, a concurso para dichos puestos, en un plazo de 6 meses.

«Designaron interinamente a quienes ocupan esos cargos. Sin embargo, las designaciones ‘transitorias’ se han pronlongado más de 10 años, sin que haya un llamado, como lo prevé la norma», explicaron los auditores a este medio. En esa línea, los que ocuparon esos lugares «son personas ajenas al Tribunal, sin la capacitación ni experiencia necesaria, para cubrir dichos cargos. Fueron ubicados por mera arbitrariedad (dedocracia) de los funcionarios del Tribunal», resaltaron fuentes desde el interior del organismo.

«Han violado el Derecho a la carrera de todos los Auditores Contables de planta permanente, quienes por antigüedad, por experiencia, por capacitación y dedicación son los aspirantes naturales de las vacantes, que se producen en el Tribunal», expusieron en su reclamo.

En ese marco, resaltaron la importancia de la labor en el Tribunal de Cuentas, que actualmente es presidido por el Dr. Isaac Abecasis. Es que ese organismo se encarga de controlar los fondos públicos de la provincia y de cada municipio, ante lo que debe haber personal capaz. «Deben acreditar idoneidad para dichos cargos. Idoneidad que solo puede ser acreditada mediante los concursos», insistieron.

Ante este panorama, los auditores fueron tajantes en su reclamo. Exigen el llamado a concurso de antecedente y oposición y, también, que se realicen la recategorización. En relación a ese segundo punto, alegaron que hay auditores que cumplen las mismas funciones, pero no ocupan la misma categoría y, como consecuencia, tampoco reciben la misma remuneración. Es así que piden «garantizar el derecho de igualdad entre todos los que se desempeñan en el Tribunal de Cuentas, en un mismo cargo: auditores contables, cumpliendo las mismas funciones, pero con una categoría y remuneración diferente».

En caso de no haber soluición, mencionaron, irán hasta las últimas consecuencias, ya que están bajo asesoramiento de letrado. «Con esto se pierde independencia. Además, el personal queda desganado, desmotivado y PERSEGUIDO», agregaron en sus declaraciones a este medio.

«Abecasis siempre dice: ‘todo bajo la ley, nada por fuera de ella’, pero no lo cumple. Las autoridades no cumplen con la ley», concluyeron en sus declaraciones.

¿Cómo está conformado el Tribunal de Cuentas?

Este importante organismo, actualmente, tiene como presidente al abogado, Isaac Abecasis. Además, cuenta con 4 vocales. Ellos son la Dra. Graciela Chaves, quien además es vicepresidenta del Tribunal; Aldo Molina, ex ministro de Economía de José Luis Gioja; Enrique Conti y Daniel Pérez Celedón. A cada uno de los vocales le corresponden fiscales y a cada fiscal le siguen los auditores. Estos últimos son los damnificados por el no llamado a concursos.

Según revelaron a este medio, algunos de los vocales del orgnismo, cobran el doble del sueldo que el Gobernador (al rededor de $960.000) a lo que se le suman jubilaciones de privilegio. «Es un verdadero cáncer para la provincia. Los diputados deberían analizar estas locuras y corregirlas», agregaron al respecto.

¿Qué opinas de esta nota?