Tres policías manejaban EBRIOS y quisieron COIMEAR para zafar

Iban «hasta la manos» y creyeron que las iban a perdonar por pertenecer a la fuerza.


Tres integrantes de la Policía fueron detenidos en un control vehicular que personal de Tránsito Municipal realizaba en la esquina de avenida San Martín e Hipólito Yrigoyen en la provincia de Salta.  De acuerdo con la información a la que accedió InformateSalta, los inspectores dieron la voz de alto a un automóvil Fiat Palio que había cruzado el semáforo en rojo. Al acercarse a la ventanilla, observaron dentro del rodado a dos hombres y dos mujeres, en aparente estado de ebriedad.

El conductor del rodado, según consta el informe policial elevado al comisario Mayor Hilario Herrera, era el agente Lucas Monserrat, con revista en la Dirección General de Investigaciones. Como acompañantes iban Alberto Nicolás Arias, oficial subayudante de esa misma dependencia; María Agustina Aramayo, de la Dirección de Seguridad Vial y una joven civil, cuya identidad no trascendió.

Los tres efectivos, por pedido del fiscal penal Facundo Ruiz de los Llanos y orden de la jueza de Garantías 6, Sandra Espeche, quedaron detenidos por los delitos de abuso de autoridad, cohecho activo y amenazas, imputación que quedó diferida para ser formalizada el lunes 16 de mayo.

Personal de tránsito municipal, pertenecientes al móvil 283, informó que al interceptar el auto que cruzó el semáforo en rojo, se percató que efectivamente los ocupantes del rodado emanaba un fuerte olor etílico, por lo que procedieron a retener el vehículo.

En esas circunstancias, el conductor manifestó ser personal policial y al solicitarle la documentación del rodado, el agente le dijo que le daría 10.000 pesos a fin de que lo dejen circular, coima que fue rechazada por los inspectores de tránsito.

Mientras el chofer insistía, ya con el dinero en la mano, el oficial subayudante sacó su teléfono celular y comenzó a filmar a los inspectores, como así también los amenazó diciéndoles que no sabían con quién se estaban metiendo, ya que los iba a hacer botar del trabajo. Quienes rechazaron nuevamente el soborno y labraron acta de comprobación N° XXX por infracción a los artículos 56 y 67 de la Ordenanza 1.4395.

Tras tomar intervención en el suceso otros policías, y según el informe del hecho, se pudo saber que Monserrat, en diálogo con un oficial, le manifestó que se iba a retirar. «Yo me voy, te dejo el auto, no voy hacer nada», para luego intentar marcharse del lugar con el resto de los acompañantes, lo cual fue impedido por sus camaradas.

En otro intento por evadir las responsabilidades del caso, Monserrat se comunicó mediante su teléfono con alguien e intentó pasarle la llamada al oficial a cargo, a quien le dijo: «habla… es JP, quiere tu nombre y destino. Nosotros lo conocemos a JP, todos somos azules, no nos hagas nada, aparte vos sos nuevo no sabes nada, mira que le vamos a pasar tu nombre a JP». El oficial que fue blanco de esta amenaza, quien radicó la denuncia del caso, sostuvo que, en todo momento, sus colegas lo amedrentaron e intimaron con sus dichos. En vista de ello, y ante la amenaza de que perdería su trabajo, es que el policía radicó la denuncia.

Fuente: InformateSalta.

¿Qué opinas de esta nota?