El IPV analiza técnicas de CONSTRUCCIÓN LIVIANA para hacer casas MÁS RÁPIDO

Construcciones en seco, el sistema de «Ecoladrillo» y el impacto en la mano de obra. Los factores clave que pueden influir en un cambio que pedirán los empresarios para darle solución habitacional a los sanjuaninos.


Por Lucas Laciar

Construcción con el sistema de Ecoladrillo.

Los empresarios sanjuaninos de la construcción tienen pensado proponerle al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) y al Gobierno de la Provincia, que hagan edificaciones de índole más livianas, como las construcciones en seco. El aspecto positivo que ven en estas nuevas técnicas de construcción, es la velocidad de la obra. Esto se habló en el ultimo encuentro de pymes constructoras de San Juan. Si bien todavía no le han hecho la propuesta al IPV, en el Gobierno ya analizan estas nuevas técnicas.

En este contexto, el titular del IPV Marcelo Yornet, en diálogo con Diario Móvil, opina qué «es una alternativa interesante que hay que tenerla en cuenta, sobre todo para departamentos alejados, dónde puede ser mucho más fácil el trabajo en ese sentido».

El funcionario pone el foco en la mano de obra y destaca que «no solamente la construcción de viviendas es para satisfacer las necesidades de los sanjuaninos, sino también todo lo que moviliza como mano de obra, el movimiento, de materiales etcétera. Por eso, tenemos que analizar la situación».

En tal sentido, remarca que «siempre y cuando estén aprobados por Planeamiento, son sistemas aceptables y son viables y se pueden tener en cuenta».

Menos tiempo en la construcción y el impacto en la mano de obra

Los empresarios remarcaron que, con la construcción en seco, en el tiempo en el que se realizan siete casas del sistema tradicional, se pueden hacer 10 con métodos “livianos”.

«Sé que en el tiempo en el que se realiza una casa con estos nuevos sistemas, se pueden hacer cinco. Quizás ahí cambia la cantidad de mano de obra y hay toda una relación que hay que analizar y ver el resultado económico y un montón de situaciones», aclara Yornet.

¿Son más baratos?

«No sé si son más baratos, puede que estén por ahí o quizás sean un poco más caros, pero al hacer la relación de tiempo, termina siendo más barato. Esto es porque con el sistema de vivienda tradicional, por ejemplo, podes tardar un año en hacer un barrio de 100 casas y, en ese mismo lapso, con los sistemas nuevos, podes llegar a hacer 200. Entonces, el tema del tiempo colabora con el ahorro del dinero».

El puntapié inicial se dio en Barreal

En la localidad calingastina de Barreal se está construyendo el Barrio Alto Verde de aproximadamente unas 22 casas. Este se realiza  bajo el sistema del ecoladrillo y es el único en San Juan con esta modalidad.

Se trata de un ladrillo que se hace con una mezcla de tierra arcillosa y cemento. Estos son ecológicos porque no se queman en un horno como los ladrillos tradicionales. Además, tienen ranuras que permiten que sean pegados con pegamento de cerámico, por lo tanto no se usa mezcla.

Tampoco van con columnas tradicionales ya que tienen una cavidad en el interior del mismo ladrillo donde van la varillas de fierro que le dan la sismoresistencia a la construcción. Estos métodos son muy usados en países como Brasil.

Como son de tierra, los ladrillos ofrecen una buena protección térmica y sonora a las construcciones, algo que es bien visto en una provincias como San Juan.

Además, por la forma de los ladrillos, armar una pared se hace mucho más rápido y esto permite un ahorro en la mano de obra.

En San Juan es un sistema que está llegando, incluso en Barreal ya hay un emprendedor que trabaja en la elaboración de estos ladrillos y espera las aprobaciones correspondientes parta lanzarse al mercado.

¿Qué opinas de esta nota?