El primer niño con hepatitis aguda grave en Argentina fue dado de alta tras ser operado

El menor terminó el proceso de recuperación en apenas nueve días. Recibió la donación de hígado por parte de una familia de La Pampa.


Después de 15 días internado, Pablo Álbarez obtuvo el alta y podrá volver a su casa. El niño de ocho años fue el primer argentino en padecer hepatitis aguda grave, una enfermedad de origen desconocido.

Tuvo que ser operado y recibir un trasplante de hígado. La intervención quirúrgica duró casi ocho horas. Luego de que el paciente se estabilizara, lo trasladaron a una sala común donde permaneció dormido cerca de 72 horas.

Al despertar pidió ver a su madre, Vanessa Sobrero. “Le di un beso y le dije que le había mandado saludos todo el mundo. No hacía otra cosa que mirarme. No quiere que me vaya ni un minuto de su lado y yo tampoco, lo único que necesito es estar cerca de él”, contó la mujer.

El órgano que posibilitó la operación fue donado por la familia de un joven fallecido en La Pampa. Sobrero les agradeció la generosidad y aseguró que nunca olvidará “a los padres que tuvieron ese gesto inmenso en medio del dolor”.

Álbarez había sido diagnosticado con un cuadro de hepatitis el 4 de mayo. En ese entonces debió ser trasladado desde la localidad santafesina de Funes al Sanatorio de Niños, en Rosario. Según dijeron las autoridades del centro médico, el menor continuará recibiendo asistencia médica y psicológica para terminar de afrontar lo vivido.

¿Qué opinas de esta nota?