Polémica por informes de la UNCuyo: Asambleístas aseguran que el Gobierno oculta información

Dicen que no se cumple la ordenanza «Agua Segura» que se implementó a partir del derrame en Veladero en el 2015, porque el intendente Vega «los entrega cuando se le canta». Además, piden que sean analizados por entes que no estén vinculados al Gobierno, ni a la actividad minera. 


 

Desde la «Asamblea Jáchal no se toca» aseguran que en la Municipalidad no les entregan los informes en tiempo y forma, incumpliendo el programa «Agua Segura» que se implementó mediante ordenanza y está en plena vigencia, luego del derrame ocurrido en Veladero en septiembre del 2015. Dicha normativa municipal establece que los muestreos deben realizarse todos los meses y son analizados por un ente externo, en este caso la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) de la provincia de Mendoza, propuesto por los mismos asambleístas.

«La municipalidad de Jáchal nos brinda el informe cada vez que se le canta al Intendente o al Secretario de Gobierno. Nos hacen ir infinidades de veces para poder entregarnos los resultados de los análisis. De hecho, el último informe que pudimos obtener corresponde al mes de febrero y a nosotros nos entregaron recién en mayo», manifestó Domingo Jofré, uno de los asambleístas, en diálogo con DIARIO MÓVIL.

Según explicó, en la ordenanza se establece que «los muestreos deben realizarse todos los meses y para eso hay una partida presupuestaria», pero los asambleístas aseguran que esto no se cumple.

«El gobierno municipal y provincial se manejan con total impunidad. La ordenanza de Agua Segura no se cumple en tiempo y forma. En lo que va del año hemos accedido a un solo informe», expresó Jofré.

Además, están molestos con el intendente Miguel Vega porque «contrató otro laboratorio de la Universidad Católica de Cuyo y facilita los resultados al CIPCAMI (Centro de Investigación para la Prevención de la Contaminación Ambiental Minero Industrial) que es un ente que pertenece al gobierno y trabaja en paralelo con la minería».

«Les ha dado entrada de manera irregular porque el programa Agua Segura contempla un ente imparcial que sería la Universidad de Mendoza. Deberían convocar a entes no vinculados a la minería para que realicen un análisis riguroso desde la mina hasta el último lugar por donde pasa Río Jáchal, pero lo único que hacen es hacer declaraciones públicas», indicó Domingo Jofré.

Días atrás, los asambleístas advirtieron que los niveles de metales detectados en el Río Jáchal están por encima de los valores del 2015, según el último informe conocido de la Universidad Nacional de Cuyo, al cual pudieron acceder en forma tardía, según aducen .

«Cuando empezamos a leer los análisis nos encontramos que hay un número grandísimo de mercurio. Esto no ocurriría si los ciudadanos tuviéramos acceso en tiempo y forma para saber qué está pasando. Lo hemos denunciado en varias oportunidades y ahora vienen a decir, con datos no muy claros, que no ocurrió nada», aseveró el integrante de la Asamblea «Jáchal no se toca».

Por último, invitó a los sanjuaninos que quieran conocer la verdad, a que se acerquen a la carpa de la asamblea donde tienen cuadros comparativos de la cantidad de metales que vienen en el agua.

«Nuestra función exclusiva es dar información a la gente respecto a los abusos que hay en relación a los proyectos mineros que incumplen leyes», añadió.

¿Qué opinas de esta nota?