Se quedó sin trabajo y ahora se convirtió en CARTONERO: «Quiero estudiar para un futuro mejor»

La historia de Alejandro se enmarca en la superación constante, en encarar el día a día con positivismo y en creer que la salida hacia una calidad de vida superior es posible


La vida está llena de oportunidades, de sorpresas, de inimaginables. De barreras, de imponderables. Y de eso sabe (y mucho) Alejandro Sabater, el joven de 29 años que día a día pelea por sus sueños en las calles de capital federal. Él, junto a su hermano y el carro. Nadie más. Ellos, contra el mundo y lo que venga.

¿Qué opinas de esta nota?