Un bebé perdió su ojo por el cáncer: «Necesita una PRÓTESIS OCULAR»

La prótesis ocular tiene un costo de alrededor de 10 mil pesos.


Poco antes de cumplir un año, el bebé de Daniela Betzabé Torres Cruz, fue diagnosticado con cáncer de ojo y, para evitar que se expandiera la enfermedad, tuvo que ser extirpado, por lo que hoy, el pequeño de un año y ocho meses, requiere de una prótesis ocular cuyo costo es de alrededor de 10 mil pesos, por lo que la joven madre pide ayuda a la sociedad veracruzana.

«Casi al año empezó a mostrar síntomas de la enfermedad, se le empezó a ver como un confeti blanco, en el iris del ojo, y aunque sí se enfermaba seguido, la mayoría de las veces era de cólicos y a veces le daba calentura», explicó la joven madre.

Frecuentemente se enfermaba, sin embargo, no mostraba mayores síntomas, por lo que la enfermedad no le fue detectada antes.

«Yo lo llevaba al Centro de Salud, pero en una ocasión tuve que ir a la Torre Pediátrica a urgencias, fue cuando le vi el iris y a los 15 días se le empezó a inflamar el ojo, enseguida lo pasaron a piso y a los pocos días lo operaron en el IMSS, se lo tuvieron que quitar, porque podría avanzar el cáncer, ya que solo se encontraba en el ojo», detalló.

A su corta edad, el bebé entró al quirófano, con la finalidad de cortar de raíz el cáncer de su ojo, la operación salió muy bien y el menor tuvo que empezar su tratamiento de quimioterapias.

Mientras el inquieto y despierto bebé se mueve, ríe e incluso le llama la atención una parvada de pájaros que revolotea entre las palmas de coco y árboles, en la localidad de Medellín, Daniela recuerda que la primera quimioterapia que recibió su hijo fue en el IMSS en Orizaba.

«Aquí no había oncólogo, por lo que tuve que viajar a Orizaba con el niño, por mis propios medios, ya que la primera quimio el bebé la recibió allá», manifestó.

Daniela agradece a Dios y a los médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social, ya que el bebé ha estado bien atendido y ha superado cada una de los procesos a los que ha tenido que ser sometido en las ciudades de Orizaba y de Veracruz.

«Ya cuando el oncólogo, César Alejandro Romero, regresó a Veracruz, pues ya lo empezó a atender aquí, en el IMSS; ahí tuvo todo su tratamiento y su cirugía. Nunca tuvo una complicación en su salud, todo ha salido muy bien gracias a Dios, solo en algunas ocasiones ha salido bajo de sus defensas, pero es normal por las quimios», detalló.

El pequeño se ve muy alegre, vivaz, fuerte y con gran energía, sonríe, se mueve constantemente, está atento a todo lo que su mamá habla e incluso sabe que hablan de él, se sostiene en sus piernas sobre una mesa, recargado sobre su mamá y cuando escucha su nombre responde e interviene en el diálogo, reacciones que, de acuerdo a los médicos, iba a tardar en manifestar el niño.

«De hecho, el oncólogo me dijo que iba a tardar en caminar y hablar, pero no, gracias a Dios hasta ahorita va bien, camina, habla, y sabe expresarse, cuando quiere algo lo pide», dijo la entrevistada.

Aunque las quimios ya concluyeron, Daniela está en espera del resultado final y muy satisfecha porque el niño no ha presentado ninguna complicación durante todo el proceso.

A sus 25 años, la joven mamá se ha enfrentado al dolor de un diagnostico tan fuerte como es el cáncer en su pequeño bebé, algo que no se esperaba, pues el niño nació aparentemente sano, de padres sanos.

«En la familia no hay cáncer, ni nada, todos somos sanos. El oncólogo asegura que es como cualquier cáncer, puede aparecer en cualquier parte del cuerpo», señaló.

Aunque reconoció que el bebé de vez en cuando veía el celular, «pero no mucho», dijo que no era como para detonar la enfermedad, que hoy en día se ha incrementado, precisamente en menores de edad, por el constante y prolongado uso de dispositivos electrónicos.

Ahora el bebé necesita una prótesis ocular que cuesta más de 10 mil pesos, por lo que, quienes deseen ayudarla pueden hacer los depósitos al número de cuenta: 4169 1608 0523 2536 de Coppel.

Fuente: ImagendeVeracruz

¿Qué opinas de esta nota?