La historia de SUPERACIÓN y el MILAGR0 de un atleta sanjuanino y su MAMÁ con cáncer

Se trata de Nelson Chaparro y su mamá, Laura. Las adversidades unieron aún más a una familia grande, que pasó de la angustia a la felicidad, luego de que Laura supere su enfermedad. 


Laura y Nelson, madre e hijo, protagonistas de una increíble historia de superación. Foto: Josué Lima para DIARIO MÓVIL.
Por Josué Lima

Una verdadera historia de superación y esperanza es la que contaron Laura y Nelson. Son madre e hijo, fieles defensores del deporte y que pasaron por grandes adversidades, que unieron aún más a su grande familia. Ella tiene 19 nietos, de los cuales 4 son del deportista, todos practican alguna disciplina y compitieron en la Maratón Internacional San Juan.

No fue una simple carrera. Para Nelson se trató de algo muy importante y una sola cosa lo motivó a completar los intensos 42km de distancia, desde el Dique Punta Negra, hasta el Teatro del Bicentenario. Fue por su mamá, Laura, a quien le detectaron cáncer de mama, poco tiempo después de la muerte de su papá. La noticia conmocionó a la familia que, envuelta en dolor, decidió seguir adelante.

En diálogo con DIARIO MÓVIL, ambos contaron cómo fue la lucha y lo que llevó al emocionante momento, vivido el pasado 24 de julio. «Siempre hemos tenido el hábito, por mi viejo y por ella (su mamá), de hacer deportes. Cuando jugaba al fútbol, siempre estaban mamá y papá», recordó Nelson, para contextualizar su pasión por el deporte y el valor heredado de sus padres. Inclusive, en esa actividad, él logró probarse en Boca, estando muy cerca de quedar en el equipo. Además, integró el combinado sanjuanino, con figuras como el actual secretario de Deportes, Jorge ‘Coqui’ Chica, ex Desamparados.

El pozo que superó Nelson, gracias a su familia y el deporte

La vida del deporte, en un momento, terminó para Nelson, debido a responsabilidades y desmotivaciones. Incluso, llegó a caer en el consumo de alcohol y malos hábitos como el cigarrillo. Sin embargo, le provocó un click en su cabeza una frase de su esposa, quien siempre lo apoyó: «así no llegas a los 15 de tu hija», le dijo. Desde entonces, decidió dar un giro de 180º y volver a lo que realmente le salvó la vida.

Así encontró su lugar en lo que confiere al ‘Running’. Inició de a poco, corriendo hacia distintos puntos de la provincia. En una ocasión en particular, llegó a un gimnasio de boxeo, donde, también, halló su cable a tierra. Actualmente, él y sus hijos lo practican y lo catalogan como el deporte que les apasiona.

Laura junto a su hijo Nelson, su nuera Romina y sus nietos. Foto: Josué Lima para DIARIO MÓVIL.

«Cuando empecé a trabajar, tuve un bache en mi vida. No podía entrenar y creo que eso me llevó a la frustración. Entonces llegaba y tomaba, y tomaba, y cada vez tomaba más. Pesaba 110kg, andaba con resaca, me decían algo y estaba enojado. No podía hacer lo que me gustaba. Hubo momentos de situaciones no deseadas y dije ‘no, yo soy el problema’… tenía conflictos en el trabajo, con mi mamá, con mis hermanos», recordó. «Entonces pensé y lo que más me alegraba era hacer deporte. No podía hacer fútbol otra vez porque es dificil coordinar con un equipo. Empecé a correr. Con 110kg y una gorrita, comencé. Me sentía bien, ya no tomé más, no fumé más… Me cambió la vida», relató, al mismo tiempo que admitió que jamás se imaginó corriendo una maratón de 42km.

Nelson con su pelo largo, en carreras anteriores. Foto: Facebook

No obstante, inició la preparación para la Maratón Internacional San Juan. Este fue el segundo desafío de 42km para él y analizó que debía tener un motivo especial para completarlo. En el primero, el aliento llegaba desde el cielo, por parte de su papá, a quien le dedicó la llegada final. Ahora, pensó en su madre y se cortó su largo pelo, para solidarizarse con ella en su lucha contra el cáncer y hacer que la llegada sea única.

«Cuando llegamos juntos, para nosotros fue normal. Porque siempre hemos compartido varios momentos», dijo sobre la emotiva finalización de la maratón. «Las dos (maratones en las que compitió) coincidieron con dos cosas: la primera cuando falleció mi viejo y la otra con mi mamá, que creía que le iba a pasar algo peor. Fueron mágicas las dos, me dieron mucha fuerza. Dicen que en esta competencia el cuerpo se expone al máximo. Son tres horas corriendo y llega un momento en que el cuerpo no responde y aparece la mente y el espíritu. Pasando los 30km se hace un ‘muro’ mentalmente. En eso, lo sentí a mi viejo y también a mi mamá, que me ayudaron a llegar», enfatizó Nelson a este medio.

La foto del emotivo momento. Nelson pasó la meta junto a su hija y a su mamá, quien una semana más tarde superó el cáncer. Foto: gentileza.

Incluso, destacó que le tocó el número 99, ‘los hermanos’. Inmediatamente, se acordó de los suyos, quienes estuvieron siempre presentes, en la ardua lucha de Laura contra el cáncer. Siempre resaltándo que cumplieron un rol fundamental, durante todo el tratamiento.

«Ellos estaban arriba, en la minería, pero alentaban de alguna forma a su hermano. Entre todos estuvimos», expuso Laura sobre la coincidencia. Además, la mamá sabe todo lo que deja cada competidor y por eso se la vio alentando a cada uno de ellos, mientras pasaban por la Quebrada de Zonda, obvio, a su hijo aún más.

«No es fácil. Es muy importante la historia que hay detrás de cada uno de ellos, mucho sacrificio», mencionó sobre los maratonistas. A ello, incluyó que muchos dejan de practicar deportes por cuestiones familiares o falta de apoyo. «A Nelson, le admiro cómo acompaña su familia. Romina, mi nuera, es una increíble mujer, porque aveces algunas son tóxicas y ella no. Tuvo la paciencia y amor, para entenderle a él su pasión. Es una buena compañera, que no es fácil encontrar», resaltó Laura, ante la emocionada mirada de la esposa de su hijo.

Al respecto, Nelson también destacó que es su pilar, ya que siempre está, cuando él se la pasa trabajando durante más de 12 horas, en el reconocido local de comidas, Un Rincón de Napoli.

En la mencionada maratón, Romina estuvo. Acompañó a sus hijos, que compitieron en otras categorías y, finalmente, esperó a su esposo. Ya preparada para el emotivo momento, lo filmó durante la llegada.

El milagro, tras la emotiva maraton

La familia estaba angustiada y triste, porque esperaban los resultados de estudios de Laura. Durante la llegada a la martón, Nelson pensaba que podría haber sido uno de los últimos momentos lindos con ella. «No sabíamos qué iba a pasar», expresó el atleta.

«Fue un momento lindo y triste a la avez», Nelson sobre la emotiva llegada. Foto: gentileza.

«Parece que toda la energía de la maratón llegó al cielo. El lunes (una semana después), ella venía en el colectivo y nos avisa», contó Nelson. En eso, su mamá detalló el mensaje que envió al grupo de la familia, en WhatsApp. «Hola chicos, buenos días, les aviso que salió todo bien. Ya el cáncer se fue. Superé el cáncer, ya no hay más», envió.

«No aguantaba llegar a casa y lloraba en el colectivo. Todos miraban», contó Laura entre risas, sobre el increíble momento.

«Fue de un lunes al otro lunes», destacó el atleta. Finalmente, él y sus hermanos fueron a recibirla. La llevaron de sorpresa a un café y le regalaron un ramo de flores. «Algo bonito ocasionamos. No lo veníamos preparando, salió en el momento», insistió Laura.

Finalmente, Nelson expresó que Dios le devolvió a su mamá, con salud, toda las cosas buenas que ella ofreció.

«Yo le digo a mi hijo que nosotros hemos sido la herramienta de Dios. Yo para inculcar que hay fe, que con ella se puede superar mucho. Teniendo fe siempre vamos a superar. Y Nelson envió un mensaje a la juventud, de que el deporte sana y salva a las personas, no lo otro. Entonces, creo que fue un complemento. La superación de él y la mía fue la que impactó», sentenció Laura.

En familia celebraron el milagro. Foto: gentileza.

¿Qué opinas de esta nota?