Custodios de un boliche atacaron a un joven con un látigo

Ocurrió en Tucumán. El joven que fue atacado a latigazos contó cómo ocurrieron los hechos. Desde el boliche bailable comunicó que se trató de una fiesta privada con personal de seguridad contratado de manera tercerizada.


Un joven fue brutalmente agredido por personal de seguridad en un boliche de Tucumán, en el marco de los festejos por el Día del Estudiante y la Primavera.

En el video que se difundió se puede ver cómo dos hombres de traje lo golpean con un látigo, mientras su novia pide que paren y trata de protegerlo. Al percatarse que estaban siendo filmados, los agresores cesan su accionar y comienzan a perseguir a quienes los grababan con sus celulares.

El joven y su novia habían asistido a una fiesta de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Tucumán que había alquilado el boliche para celebrar el Día del Estudiante y aparentemente los custodios se pelearon con el joven a quien luego agredieron con extrema violencia usando un látigo.

Desde el boliche, repudiaron la situación y emitieron un comunicado en el que dicen que las instalaciones fueron alquiladas y que los patovicas era personal tercerizado.

Nicolás, el joven atacado, contó a Cadena 3 que desconoce el motivo por el cual comenzaron a agredirlo y reconoció que si no fuera por la intervención de su novia «lo mataban».

«Fuimos a pasar nuestro día en Odontología, estábamos con el grupo de la facultad y mi novia y de la nada vino un hombre, me agarró del cuello y nos empezaron a sacar, el motivo por el que me sacaron nadie lo sabe. Le dijimos ‘por qué nos están sacando’ y nos empezaron a pegar trompadas por todos lados», relató la víctima.

«Estaba bailando con mis amigas y de la nada me sacaron y todos quedaron sorprendidos. Me tiraron al piso y no me dieron motivos. Vino uno y me pegó una trompada en la boca y ahí me sangró. Me dio mucha bronca porque estaba disfrutando de la fiesta y ahí tuve una reacción contra él», agregó.

Tras esto a Nicolás lo tiraron al piso y allí comenzó a sentir patadas y latigazos. Reconoció que en un momento perdió la conciencia.

«Si no fuera por mi novia para mí me iban a matar. Me pegaban patadas en la cabeza hasta que ella logró saltar y me pudo cubrir y sacarme del piso para que no me siguieran pegando. Gracias a Dios que se pusieron a grabar porque por eso dejaron de pegarme cuando se dieron cuenta», agregó.

El joven y su novia realizaron la denuncia policial.

Fuente: Elonce.com

¿Qué opinas de esta nota?