Para una fiesta «a todo trapo» en San Juan se necesita más de $1 millón y medio

Luego de los dos años duros de pandemia, los eventos sociales volvieron a activarse, pero no como antes del COVID-19.


«Después de la pandemia, la situación cambió mucho. Si bien, los eventos se están haciendo, no al nivel de antes de la pandemia», comentó a DIARIO MÓVIL, Soledad Granados, organizadora de eventos.

«Antes de la pandemia, en los meses de septiembre y octubre comenzaban las organizaciones de las fiestas de fin de año, especialmente de las escuelas con los bailes de egresados, y ahora bajó mucho», acotó.

Lo mismo sucede con los casamientos y cumpleaños de 15. De los 200 invitados ahora se reducen a 100 o 150, como mucho. En tanto, en eventos más chicos, con 10, 15 o 20 invitados, más que un salón se usa alquilar una Casa Quinta, donde se realiza la fiesta en la noche y se quedan hasta el otro día.

«Ya no se hacen los eventos grandes, que había de todo. Ahora piden lo justo y tratando de bajar los precios», comentó la wedding planner. Además, dijo que «hoy cuesta mucho innovar en los eventos. Si se pone algo de moda, se usa dos o tres meses y después vuelve lo tradicional».

No obstante, a esta altura del año ya hay contratos cerrados y prácticamente no hay fecha en los salones.

Los precios
Para un evento social, de nivel intermedio, se necesitan un millón y medio de pesos para 150 invitados.

En los costos más bajo, puede encontrarse opciones de $3.500 por personas y en lo más alto, $6.000 por persona.

¿Qué opinas de esta nota?