La mamá de la nena que mató a su hermanito: “Le echó la culpa a su amigo imaginario”

El hecho ocurrió en Arroyo Seco. El estremecedor relato de la mujer sobre el crimen.


Un hecho que no deja de conmocionar a toda la localidad de Arroyo Seco, a 35 kilómetros al sur de Rosario. Un nene de 5 años fue asesinado por su hermana de 13. Ocurrió el pasado lunes 19 de septiembre y se investiga si una “crisis impulsiva” llevó a la adolescente a cometer el crimen.

Según Roxana, la madre de la joven, “no estaba atravesando un buen momento” y confirmó que estaba bajo tratamiento psiquiátrico, pero sin medicación.

“Además del inmenso dolor que siento, me pregunto por qué los especialistas no pudieron hacer más. Esto se podría haber evitado. Me decían que no podían medicar a mi hija porque no veían nada extraño, pero para mí todo era extraño”, aseguró Roxana en diálogo con TN.

En ese sentido, se quejó de la atención médica que siempre recibió: “La revisaban dos minutos, nos volvíamos a casa y ella muchas veces tenía la mirada perdida. Le hablaba y no me contestaba. Se enojaba y no entendía por qué. Todo el año así”.

Aunque el caso se encuentra bajo una estricta investigación, Roxana habló de “las voces” que escuchaba su hija. “Ella últimamente me decía que tenía un amigo imaginario. Yo le respondía: ‘Dale, ya tenés 13 años. Estás grande para eso’. Y ella me insistía. Decía que hablaba con él y todo”, detalló en medio del dolor.

Y reveló un dato significante: “¿Sabés lo que le dijo mi hija a la psiquiatra que la recibió en el hospital después de lo que hizo? Le echó la culpa a su amigo imaginario”. Además, contó que “siempre le pedía por favor que no lastimara a su hermanito” pero que esa vez “no estuvo para salvarlo”.

No hay lugar para tanto dolor y Roxana ahora no sabe cómo continuar: “Él amaba a su hermana. Era un angelito. No tenía nada, pero nada, de maldad”.

El caso: «Mamá, lo maté»

El lunes Roxana estaba en clases porque cursa el secundario en un nocturno. Le sonó el celular y vio el mensaje de su hija que decía: “Mamá, lo maté”. En medio de la desesperación, le avisó al padre del nene para que fuera hasta la vivienda, en barrio Santa Rita de la localidad santafesina.

Al llegar se encontró con la espantosa escena: el nene muerto con 11 puñaladas en su espalda y cuello y la adolescente sentada en una silla. Del lugar, los forenses secuestraron el cuchillo con el que se cometió el crimen, celulares y las prendas de los dos. La niña es inimputable.

La investigación está a cargo del Juzgado de Menores 2, que ordenó que la Dirección Provincial de Salud Mental y la Dirección de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia traten a la menor. La causa está bajo secreto de sumario.

¿Qué opinas de esta nota?