El Gobierno denunció a los alumnos que vandalizaron una escuela y buscan que sus padres lo PAGUEN

Los estudiantes abandonaron la institución este martes después de la toma. La protesta duró cuatro días.


El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó una denuncia contra los alumnos del colegio Mariano Acosta por vandalismo. Las autoridades aseguran que los baños aparecieron con pintadas y leyendas después de la toma que duró cuatro días. Los padres deberían pagar los arreglos por los daños ocasionados si avanza el proceso civil.

“Es una obra que hicimos en el 2020, invertimos en la escuela porque los baños estaban destrozados por vandalismo, entonces se puso todo a nuevo y hoy los baños están nuevamente destrozados y vandalizados”, confirmó la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.

Asimismo, sostuvo: “Hoy los estudiantes están reclamando que arreglemos los baños que ellos mismos destruyen. En un año de presencialidad los baños están destrozados nuevamente. Por eso estamos diciendo que hay que empezar a poner límites y decir basta. No da todo lo mismo”.

La funcionaria porteña sostuvo: “Las acciones tienen consecuencias. Como adultos -como madres y como padres- tenemos que empezar a marcar que la convivencia supone llegar hasta un punto donde empiezan los derechos del otro. Los impuestos de los porteños son los que financian las escuelas, los que hacen estos baños una y otra vez y que los propios chicos destruyen en el caso del Mariano Acosta”.

“Para pensar un proyecto de futuro hay que entender que tenemos una sociedad donde todos tenemos que convivir, donde hay derechos, pero también hay responsabilidades y obligaciones”, cerró Acuña.

Los alumnos del colegio Mariano Acosta levantaron la toma luego de cuatro días

Los estudiantes de la escuela Mariano Acosta de la Ciudad de Buenos Aires levantaron la toma del establecimiento en la mañana de este martes. La medida había comenzado el viernes pasado, en reclamo de viandas y mejoras edilicias.

El lunes, Acuña confirmó que se realizaron denuncias penales a los padres de los alumnos que realizaron la medida de fuerza. En ese marco, los estudiantes aseguraron que se vieron condicionados por las medidas tomadas por el Gobierno de la Ciudad y denunciaron una “persecución política de parte de los medios”.

“Termina esto y entro a clases”, afirmó a la prensa Carla, una de las estudiantes que formó parte de la toma. Además, sostuvo que seguirán “levantando la bandera de la lucha porque los sueños de los pibes no se van a negociar”.

¿Qué opinas de esta nota?