Productores e industriales sanjuaninos insisten en conocer los «fundamentos técnicos» de la Ley de Humedales y Alcohol 0

Tanto el vicepresidente segundo de la Unión Industrial de San Juan (UISJ), Hugo Goransky, como el presidente de la Federación de Viñateros Independientes, Eduardo Garcés señalaron que de aprobarse las cuestionadas leyes «sería vulnerado el federalismo».


Izquierda: Eduardo Garcés, presidente de la Federación de Viñateros de San Juan. Derecha: Hugo Goransky, vicepresidente segundo de la UISJ y director ejecutivo de UIA

En el Congreso, por estos días, se debaten dos proyectos de ley que levantaron polvareda en San Juan, especialmente entre los industriales y viñateros. Se trata de la Ley de Humedales, por un lado y, por el otro, la Ley de Tolerancia 0. Ambas iniciativas legislativas, vienen generando grietas entre los legisladores nacionales con repercusiones en las provincias.

En el caso de la Ley de Humedales, que finalmente no se trató en el plenario de comisiones de Recursos Naturales, Presupuesto y Agricultura sigue generando preocupación en San Juan.

Al respecto, el vicepresidente segundo de la Unión Industrial de San Juan (UISJ, Hugo Goransky señaló que «es fundamental que cualquier ley que se trate a nivel nacional tenga un fundamento técnico y la que impulsa el diputado (Leonardo) Grosso debe trabajarse con fundamentos, no con emociones».

El también director Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA) señaló que «es fundamental es respeto a federalismo», refiriéndose al «atropello que pueden sufrir las provincias si no se llega a un consenso».

«En San Juan existen los recursos para poder implementar la Declaración de Impacto Ambiental y creemos que los recursos hídricos son de las provincias se debe respetar el federalismo», manifestó Goransky.

Además, el dirigente industrial dijo que están trabajando junto a los diputados Walberto Allende y Fabiola Aubone, del Frente Todos y Susana Laciar, de Juntos por el Cambio, en caso que sea necesario presentar un recurso de amparo.

«Tenemos claro que en San Juan es vital la minería y la producción por la generación de empleo, que ahora más que nunca lo necesitamos por el contexto económico que vivimos. Nosotros sí tenemos fundamentos técnicos para defender la provincia», puntualizó.

Del mismo modo, los viñateros se resisten a la Ley de Tolerancia Cero y piden que la respectiva discusión legislativa se funde en un marco integral de la realidad vial del país.

«No deben limitarse a legislar basándose en acciones concretas que pueden perjudicar a la actividad productiva del país, como el el caso de la gastronomía, vitivinicultura, esparcimiento», dijo Eduardo Garcés, presidente de la Federación de Viñateros de San Juan.

Los productores vitivinícolas, proponen que se aborden políticas orientadas a un cambio social, cultural y de hábitos, en base a la responsabilidad individual y colectiva, para evitar las consecutivas muertes que podrían evitarse al transitar las calles del país.

Actualmente la Ley de Tránsito 24.449 establece, para cualquier tipo de vehículos, una tolerancia de hasta 500 miligramos (0,5) de alcohol por litro de sangre; para motocicletas o ciclomotores, hasta 200 miligramos (0,2); y para transporte de pasajeros de menores y de carga, alcohol cero.

«En base a la presente ley, los expertos coinciden en que imponer alcohol cero sin tener la capacidad -en cuanto a recursos humanos y alcoholímetros- de controlar no tiene ningún efecto. Lo mismo pasará en aquellos que no erradiquen sus hábitos sobre su consumo indiscriminado», se detalla en un comunicado que difundieron desde la Federación.

Además, detallan que «las estadísticas reflejan que los involucrados en las tragedias viales, poseen un alto grado de alcohol en sangre que sobrepasa la tolerancia actual permitida de 0,5 gramos por litro. Debemos cumplir la presente ley como sociedad, y el Estado desarrollarse como principal contralor, haciendo efectivo su cumplimiento».

«Exigimos medidas de educación vial, prevención del uso indebido de alcohol y drogas, además de aplicación de penas severas para quien mata al volante, manteniendo así mismo la defensa de los trabajadores, y familias que integran la producción del sector.», insisten los viñateros

¿Qué opinas de esta nota?