Polémica: en una ciudad, las multas de tránsito se pueden pagar con donaciones de sangre

En el municipio de Tartagal, el Tribunal de Faltas dispuso un fallo que otorga la posibilidad de que las multas por infracciones menores puedan ser saldadas con sangre. Una legisladora y asociaciones de hemoterapia ya se manifestaron en contra de esta práctica.


La iniciativa surgió el 1 de agosto pasado y estableció que los infractores de faltas menores (como ausencia de casco o auto mal estacionado) pudieran pagar por única vez con una donación de sangre propia o de alguien que envíen en su nombre. Sucedió en Salta, donde el juez del Tribunal de Faltas de la Municipalidad de Tartagal, Farid Obeid, dictaminó el polémico fallo.

Además, Obeid informó que el donante podía ser la persona infraccionada o un tercero propuesto por ella.

“Es una alternativa bastante buena (…) para subsanar la infracción”, afirmó el juez Obeid en declaraciones a un canal de noticias local. En su testimonio, describió a la donación de sangre como alternativa del trabajo comunitario para resarcir las infracciones menores “siempre que no sea reincidente”. Aunque aclaró que la persona infractora primero debía decidir si se acogía al beneficio y luego dar los datos de quien iba a donar la sangre.

Según explicó Obeid en aquella nota, “lo que se busca con esto no es recaudar sino concientizar” y que la idea se le ocurrió cuando vio una campaña realizada por un hospital respecto a la colecta de sangre.

El acto de donación “sigue siendo voluntario. No se obliga a nadie”, afirmó el juez al considerar que, incluso, esta iniciativa era en beneficio de los propios infractores, dado que el dinero que debían pagar por la multa “lo van a poder resguardar para otras cosas”. De acuerdo a las autoridades del municipio, el monto por estas infracciones tiene un piso de 6.800 pesos.

Fue la diputada provincial del departamento de San Martín, Gladys Paredes, quien dió a conocer la iniciativa y señaló la irregularidad del anuncio.

¿Qué opinas de esta nota?