VIDEO: ecologístas tiraron sopa de tomate contra la obra ‘Los girasoles’ de Van Gogh

Dos activistas del grupo Just Stop Oil vandalizaron el cuadro en señal de protesta contra el gobierno británico por los nuevos proyectos de petróleo y gas.


El momento en que enchastran la obra de Van Gogh con sopa de tomate.

Dos jóvenes activistas contra el cambio climático arrojaron sopa de tomate contra el cuadro de Los girasoles, la célebre obra de Vicent Van Gogh, en la National Gallery de Londres. Más allá de la agresión, el cuadro no sufriría consecuencias ya que estaba protegido por un cristal.

Según el movimiento ecologista Just Stop Oil con este acto exigieron el cese inmediato de cualquier nuevo proyecto petrolero o gasístico, después de que la primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, levantara el veto al fracking. 

Tras lanzar la sopa sobre el cuadro, las manifestantes se pegaron con adhesivo a la pared de la pinacoteca. La seguridad del museo llegó poco después e hizo salir a los visitantes de la sala.

Las dos activistas -identificadas como Phoebe Plummer, de 21 años, y Anna Holland, de 20- fueron detenidas «por daños y violación de la propiedad».

Esta acción ocurrió tres meses después de que miembros del mismo grupo pegaran papel sobre El carro de heno, de John Constable, también en la National Gallery.

«¿Vale más el arte que la vida? ¿Más que comida? ¿Más que justicia? ¿Están más preocupados por la protección de una pintura que por la del planeta?», preguntó el grupo ecologista en redes sociales. Además denunciaron que «la crisis del costo de la vida y de la crisis climática están impulsadas por el petróleo y el gas».

La protesta no sólo estuvo dirigida contra del fracking (técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo), también contra los elevados precios de los productos básicos así en defensa de una energía verde que revierta el resultado del cambio climático.

«Gracias a la vertiginosa subida de los precios de la gasolina, millones de familias británicas no podrán permitirse calentar una lata de sopa este invierno. Sólo la resistencia civil puede sacarnos de esta crisis: es hora de dar un paso al frente y defender lo que es correcto», posteó Just Stop Oil en redes sociales.

Just Stop Oil lleva dos semanas de movilizaciones, con protestas en torno al Parlamento británico y en otros puntos clave de Londres. El pasado fin de semana, más de un centenar de personas fueron detenidas en el marco de las movilizaciones promovidas por organizaciones ecologistas.

¿Qué opinas de esta nota?