Espert REPUDIÓ el homenaje a Hebe de Bonafini: «¿Vamos a honrar el fraude y la corrupción?»

El diputado Libertario expresó su repudio por el homenaje a la titular de Madres de Plaza de Mayo y provocó un clima de tensión en la Cámara de Diputados. El sanjuanino, Gioja, salió al cruce.


En la sesión especial de este jueves, en Cámara de Diputados de la Nación, hubo momentos de tensión, luego del homenaje a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. El legislador libertario, José Luis Espert repudió el gesto de los oficialistas.

“¿Vamos a honrar el fraude y la corrupción?”, cuestionó. Ante eso, varios legisladores peronistas salieron al cruce, entre ellos el sanjuanino José Luis Gioja.

Todo comenzó cuando se sesionó por la Ley de Alcohol cero al volante y se debatió por la “Ley Johanna”, contra la violencia obstétrica. En un momento, se realizó un breve homenaje a la activista por los Derechos Humanos que murió este domingo, pero Espert no formó parte del momento.

«Falleció Hebe de Bonafini y quiero ser claro: la muerte de ningún ser humano puede festejarse. Además, hay seres queridos que lloran su muerte y quiero expresar mis condolencias a los familiares por su partida», comenzó su discurso.

Sin embargo, no tardó mucho en arremeter en su contra: «Dicho esto, no pierdo de vista que en este recinto nos encontramos los representantes del pueblo y es en este recinto donde escucho emotivos discursos que ponen a la señora de Bonafini como una suerte de prócer de los Derechos Humanos y me pregunto, ¿vamos a honrar el fraude, vamos a honrar la corrupción?, ‘vamos a honrar a una persona que ha sido una verdadera deshonra para la nación?», manifestó el libertario.

«Es conocida por haber dicho cuando falleció el Papa Juan Pablo II ‘nosotros deseamos que se queme vivo en el infierno. Es un cerdo, aunque un sacerdote me dijo que un cerdo se come y este Papa es incomible’», recordó Espert.

También recordó el momento en el que se refirió sobre el atentado a las Torres Gemelas: «Reivindicó el acto terrorista diciendo que sintió una gran alegría el día del atentado, que por dos o tres pobres muertos no se iban aponer tristes».

En ese momento, José Luis Gioja lo interrumpió y le dijo que los homenajes «no se discuten».

«Todos los demás hablaron bien de Bonafini, yo voy a contar la otra parte, córtenme el micrófono si quiere, yo voy a seguir hablando», respondió Espert y siguió. «Quiero recordar y reconocer en este recinto a esa porción del pueblo argentino que fue victima de “Sueños Compartidos”, en la que Hebe de Bonafini se encontraba procesada. Quiero recordar a los miles trabajadores de la empresa Meldorek en el Chaco, Buenos Aires y la Ciudad de Buenos AireS que se quedaron sin trabajo y sus indemnizaciones que no fueron pagadas», insistió Espert.

¿Qué opinas de esta nota?