Con RCP dos policías HÉROES salvaron a un BEBÉ sanjuanino tras caer a una pileta: «ya estaba hinchadito»

Dos efectivos actuaron de inmediato y salvaron a un bebé de 3 años que estuvo varios minutos sin vida. Se había caído a una pileta mientras jugaba con otro chicos. 


El oficial Bibiloni (izquierda) y el cabo Castro (derecha), los héroes sanjuaninos.

Momentos de tensión se vivieron en Carpintería, el pasado lunes 23 de enero, al rededor de las 17. Una familia vio a su bebé muerto por varios minutos, luego de ahogarse en una pileta. Sin embargo, gracias al accionar de su papá y de dos uniformados, ocurrió el milagro.

Los héroes de esta historia son el cabo Castro Emanuel y el oficial sub inspector Bibiloni Darío, de la Subcomisaría de Carpintería, en Pocito. Ambos estaban en la dependencia policial y, repentinamente, llegó un hombre desesperado, pidiendo ayuda porque su hijo se había ahogado en la pileta. Sin embargo, los uniformados no contaban con un móvil policial, ya que ese estaba patrullando y podía demorarse.

En diálogo con DIARIO MÓVIL, el héroe en cuestión, Castro Emanuel, relató que, en ese momento, podía demorarse el móvil policial de 5 a 10 minutos y 60 segundos podían ser fatales. «Tomamos la decisión con un compañero de ir en movilidad particular. La dirección era a 7 cuadras de la comisaría. Subimos al auto de mi compañero y fuimos hasta donde nos indicó el padre del niño«, contó el uniformado.

«Cuando llegamos al lugar un hombre relató que había visto a tres niños jugando al costado de la pileta y en un momento ve que eran dos. Baja por las escaleras para ver si estaba el que faltaba y no estaba. Cuando caminó por el costado de la pileta y ahí vio al niño sumergido. Lo agarró y lo sacó», detalló Castro.

«Habían personas que tenían al niño tratando de salvarlo. Recibo al pequeño y empiezo a hacerle RCP, cuando ya me lo habían entregado después de dos o tres minutos sumergido«, expuso.

«No tenía ningún signo vital, tenía los labios morados y ya estaba hinchadito. Tenía solo 3 años», recordó el uniformado, con algo de pesar en su relato.

Además, contó que al momento de practicarle RCP, fueron aproximadamente tres minutos, que para él pareció una eternidad. «Pasaron dos minutos, no reaccionaba. Pero seguí y, finalmente, el niño reaccionó y vomitó», precisó Castro.

«El niño respiraba con muy poca fuerza, con muchas dificultades. Yo le hacía trabajo de respiración y lo puse de costado y volvió a vomitar. Largaba agua por la naríz, por la boca. Cuando largó el llanto, entró más oxígeno a los pulmones y ahí nos quedamos más tranquilos», consignó a Diario Móvil.

Luego de su heróico acto, Castro y Bibiloni fueron destacados por la familia. Sin embargo, no fue nada fácil de sobre pasar, sobre todo, para el efectivo que tomó al niño para practicarle RCP. «En la noche no pude dormir, pese a que estamos acostumbrados a trabajar de esta forma. Si no llegaba a reaccionar ese niño, no sé», expresó Castro.

«Los padres estaban muy nerviosos, en estado de shock. Lloraban y cuando el niño reaccionó estaban muy agradecidos», agregó el héroe sanjuanino, que también pensó en sus pequeños. Pues, Castro es papá de una nena de 12 años y un nene de 7.  

Finalmente, el uniformado reflexionó sobre la importancia de saber practicar el RCP. «Debería ser una materia fundamental en la escuela. No es nada complicado tampoco. Puede salvar vidas, es importantísimo», concluyó.

 

 

¿Qué opinas de esta nota?