¿Por qué pararse cerca de una radio mejora la recepción?

20130120-015348.jpg

En un área con una recepción pobre, a un aparato de radio se le hace difícil separar la señal que le «interesa» del ruido electromagnético.
En el espacio entre un aparato de radio y un transmisor distante, las ondas de radio se dispersan al rebotar sobre diferentes superficies y ser absorbidas por edificios y otros objetos por el camino.
El cuerpo humano también absorbe las ondas de radio y afecta su patrón en su camino hacia la antena.
Si la persona se mueve, el patrón se altera creando interferencia constructiva y destructiva, lo que ocasiona que la recepción fluctúe.
Tocar la radio generalmente mejora la recepción, porque al absorber todas esas ondas la persona se convierte en una antena sorprendemente efectiva.

¿Qué opinas de esta nota?