Liberaron a dos mujeres tras una década de cautiverio

Dos mujeres que habían desaparecido siendo adolescentes y habían sido dadas por muertas, y una tercera secuestrada con 20 años, fueron rescatadas de una casa en Cleveland, Ohio, después de que una de ellas lograra escapar con la ayuda de un vecino y alertara al 911. El testimonio del horror.

Horror. Aquí mantuvieron durante más de 10 años cautivas a tres mujeres.
Horror. Aquí mantuvieron durante más de 10 años cautivas a tres mujeres.

 

Junto a ellas se encontraba una niña de seis años que, según la policía, es probablemente hija de Amanda Berry, la joven que logró huir para pedir auxilio.

Berry logró dar aviso a las autoridades cuando su captor, un hombre de 52 años, salió de la casa. “¡Fui secuestrada y he estado desaparecida diez años y aquí estoy, estoy libre ahora!”, aseguró en una desesperada llamada al número de emergencias 911, según la grabación hecha pública por la Policía.

El caso de los hermanos Pedro (54 años), Ariel (52) y Oneil (50) Castro (fotos), que mantuvieron secuestradas al menos a tres mujeres -Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight- por casi una década en una tranquila calle de Cleveland, sacudió la vida social norteamericana. Y con las horas, los detalles y rumores de lo que pasó adentro de la casa espantan aún más.

Según las informaciones filtradas por fuentes de la policía que acordonó el lugar para buscar rastros y pruebas, se cree que las tres mujeres han tenido varios embarazos a los largo de su cautiverio, aunque se sabe que solamente uno de los bebés, Jocelyn -hija de Berry-, sobrevivió a los maltratos de sus raptores.

Berry dio a luz durante su estadía en la casa, pero no hay certezas sobre el destino de los otros niños nacidos o concebidos en el lugar. Las fuentes señalaron a NewsChannel5 que “al menos cinco niños nacieron en la casa, mientras que una de las tres mujeres sufrió tres abortos por falta de alimentación adecuada” o los maltratos físicos.

Ariel Castro, uno de los secuestradores, es de origen puertorriqueño y amante de la música, tiene cuatro hijos reconocidos -un varón y tres mujeres- de su matrimonio con Nilda Figueroa. La señora, de quien se separó en los años 90, falleció en 2012. Su hijo Anthony, de 31 años y empleado bancario,  aseguró que en “la casa del horror” había zonas prohibidas, cuyas puertas permanecían con candado: la que iba a sótano, la que iba al ático y también en el garaje. A pesar de su parentesco, no tenía relación estrecha con su padre Ariel, y aseguró, en una nota con Daily Mail, que ni siquiera en su adolescencia, cuando sus padres apenas se habían separado, no pasó más de 20 minutos en el lugar.

¿Qué opinas de esta nota?