Ruperto Godoy: «La fuga está planeada desde antes de la sentencia»

La noticia sobre la fuga de Olivera y De Marchi trascendió la provincia y hasta el país. Ni las repercusiones ni las especulaciones dejan de reproducirse por los medios de comunicación y sobre todo las provenientes del ámbito judicial. En este sentido, el senador nacoional Ruperto Godoy, y Eloy Camus, víctima de la dictadura militar, expresaron sus opiniones acerca de la responsabilidad en la fuga de los dictadores. El primero responsabilizó al Tribunal que juzgó la causa, mientras Camus afirmó que el primer responsable es el Juzgado Federal.

Enojado. El Senador nacional pidió determinar responsabilidades en la fuga de Olivera y De Marchi.
Enojado. El Senador nacional pidió determinar responsabilidades en la fuga de Olivera y De Marchi.

 

“Hay que tener una mirada bien amplia sobre las responsabilidades de la fuga. Acá hay una cadena de responsabilidades y complicidades. Estuvieron autorizados para viajar, ir al Hospital Militar. El Ministerio de Defensa se compone de varios militares y coroneles”. De esta manera Godoy dejó sentado lo que es una realidad: esta situación no es responsabilidad de una sola persona. De hecho, aportó un dato interesante, y es que antes de la condena “tanto Olivera como De Marchi solicitaron el traslado al Hospital de Marcos Paz el 3 de julio y les fue negado”.

Sin embargo, un par de días después, luego de la sentencia,  el pedido fue autorizado haciendo posible la fuga de los dos condenados. Además, y valga la importancia del dato, “la mujer de Olivera trabajaba en ese hospital”. “¿Nadie sabía que podría colaborar en una fuga? Hay que responsabilizar a todos, no solo al Servicio Penitenciario.  El primer eslabón es por qué se los autoriza si el Tribunal lo había rechazado, un día, antes de la condena”, aseguró Godoy y agregó que “hay una Secretaria que elaboró la autorización”. La mujer que firmó la autorización sería Paula Carena de Yanello, secretaria del Juzgado de Rago Gallo.

“Hoy uno se entera de que había fuertes versiones de una fuga. Así, ¿cómo no se refuerza el servicio de vigilancia para quienes estaban enjuiciados?”. Así el Senador expresó su asombro por tal negligencia, y manifestó que en segundo lugar, la causa la de la solicitud de traslado es “absurda”, ya que se podrían atender con un psicólogo o dermatólogo en San Juan. Al parecer, nadie abrió los ojos ni se percató de la presencia de la mujer de Olivera en el Hospital, que además, la Justicia determinó como una activa militante de la dictadura que cumplía el papel de “señaladora”.

“Estos condenados tienen peso e importancia en el ámbito de las Fuerzas de Seguridad de la Dictadura. Ya tiene otra fuga en Italia Olivera, es un hombre de inteligencia, altamente peligroso”, aseguró Godoy y agregó con seguridad que la fuga “estaba planeada antes de la sentencia”. “No se tuvo en consideración la peligrosidad de estos personajes y terminan fugándose después de un largo juicio donde se pudo demostrar la responsabilidad en asesinatos, violaciones y secuestros”, expresó.

Finalmente, Ruperto Godoy advirtió sobre un pedido de informe realizado al Juzgado Federal para solicitar antecedentes y determinar quién autorizó y por qué. “Fue un hecho muy grave y hay que determinar con absoluta claridad las responsabilidades de lo que sucedió.  Yo creo que primero hay que averiguar para ver qué sucedió, en base a eso si después uno intuye un grado de responsabilidad hay que ver las consecuencias”, concluyó el Legislador.

Por su parte, Eloy Camus afirmó que fue Carena de Yanelo quien autorizó el traslado a Marcos Paz y aseguró que la responsabilidad es del Juzgado Federal. “No te olvides que tenemos varios de los presuntos delincuentes de lesa humanidad prófugos, por la Cámara Federal de Mendoza que otorgó la libertad hasta que se dictara sentencia, y se fugaron”, indicó Camus y aseguró que existe una red de complicidad que empieza “en el Poder Judicial”.

¿Qué opinas de esta nota?