Manejar es más fácil con un smartphone

Aplicaciones móviles permiten conocer al minuto el estado del tránsito, los piquetes y el servicio de trenes y colectivos.

Aplicaciones. Mediante este software que cargamos en los móviles podemos conocer detalles del tránsito actual sin salir de casa.
Aplicaciones. Mediante este software que cargamos en los móviles podemos conocer detalles del tránsito actual sin salir de casa.

Fuente: La Nación

Si hay un momento del día en el que la ira puede hacer que el porteño se sienta capaz de desatar la tercera guerra mundial, ése es cuando se encuentra a la espera del transporte público. Y no es para menos: el colectivo que va repleto, el subte que no pasa y el tren que nunca llega parecen complotarse día tras día para atacar los nervios del usuario, cuyo única intención es viajar sin poner en riesgo su integridad física y su salud mental.

Las demoras cotidianas, el peligro aún más cotidiano, las huelgas y la incomodidad general del servicio representan grandes obstáculos en la vida de millones de porteños, que 24 horas por día se ven obligados a convivir con la incertidumbre que define al transporte público.

Por suerte, la tecnología del siglo XXI ha desarrollado alternativas. En una época en la que el celular ha pasado a ser el mejor amigo del hombre, el teléfono acude al rescate del peatón desesperado con una lista de aplicaciones creadas para que la jornada deje de resultar imprevisible. Gracias a cada una de ellas, el usuario puede informarse sobre embotellamientos imprevistos, piquetes inoportunos, horarios de salida de trenes y estado de la red de subtes, entre otros datos imprescindibles para sobrevivir a la jungla urbana.

En el ámbito oficial, el menú de aplicaciones disponibles presenta BA Móvil (información de tránsito), BA Cómo Llego (mapa de recorrido) y BA Mejor en Bici (herramienta virtual para ciclistas), que en total suman casi 500.000 descargas desde la página http: /www.buenosaires.gob.ar/aplicaciones-moviles . «No todo el mundo es consciente aún de que el celular puede ser un aliado para viajar en la ciudad», dijo a LA NACION Daniel Abadie, director general de Gobierno Electrónico de la ciudad. Ya se prevé el lanzamiento de BA Subte antes de fines de año.

En el campo de la iniciativa privada, el transporte porteño es objeto de aplicaciones muy variadas. En el caso del subte, BA Subway (para Windows phone), Buenos Aires Metro (Nokia), Subte y algo más (iPhone y Blackberry) y Estado del Subte (Android) permiten conocer el estado de la red en tiempo real.

Quienes pasan buena parte de sus días arriba de colectivos (o esperándolos), pueden saber adónde va cada ómnibus en Bondis (para Android) y Colectivos BA (iPhone), mientras que los usuarios de la red ferroviaria tienen a su disposición Trenes Argentinos (Android), TrenGo (Blackberry) y Trenes en vivo (Nokia). De ellas, la única oficial es Trenes en vivo, obra del Ministerio del Interior y Transporte de la Nación.

 

Un mapa en vivo

Más allá de proporcionar información sobre subtes, trenes y colectivos, las aplicaciones también funcionan como un mapa en vivo del tránsito en la ciudad. Es el caso de Tránsito BA (Android), creada por el programador Francisco Arenas, de 24 años, quien decidió desarrollarla después de haber padecido durante mucho tiempo las innumerables contingencias de la línea A del subte. Usuario cotidiano de Como Viajo, Francisco hizo caso a los comentarios que recibía en la página de Tránsito BA ( https:/play.google.com/store/apps/details?id=com.fa.estadosubte ), y por eso agregó en su mapa la situación de los trenes y de las principales avenidas porteñas.

Por otro lado, las aplicaciones Buenos Aires Cortes (Android), que muestra el mapa de protestas en tiempo real, y Denuncias viales (Android), que envía fotos de infracciones al servidor oficial del gobierno de la ciudad, resultan indispensables.

Como demuestran las aplicaciones diseñadas para moverse en la ciudad, la tecnología del siglo XXI ha desarrollado alternativas para vivir mejor. Ahora sólo falta que, en el temible caos de la jungla urbana, ese siglo XXI termine de llegar.

¿Qué opinas de esta nota?