La jueza María Servini de Cubría encontró los 5.000 euros robados en España

Según informaron fuentes oficiales españolas, el dinero le fue entregado a la Guardia Civil por un pasajero que dijo que «la tomó por error».


Aeropuerto Barajas, Terminal 4, donde le robaron los 5.000 euros a Servini de Cubría.
Aeropuerto Barajas, Terminal 4, donde le robaron los 5.000 euros a Servini de Cubría.

Los 5000 euros que le sustrajeron ayer a la jueza federal María Servini de Cubría en el aeropuerto de Barajas aparecieron hoy al mediodía y le fueron entregados a la magistrada en el avión, donde estaba sentada esperando para partir a Bruselas a dar una conferencia sobre los crímenes del franquismo.

La plata,según dijeron fuentes oficiales españolas, fue entregada a la Guardia Civil por un pasajero que dijo que «la tomó por error». La restituyó junto con el cinturón portavalores en el que la llevaba la magistrada y se labró un acta.

La Guardia Civil se la restituyó a la jueza junto con el cinturòn cuando la magistrada ya había abordado el vuelo que la iba a llevar a Bruselas, pero aún no había despegado.

La jueza había sido fue invitada a exponer en el Parlamento Europeo sobre los crìmenes del franquismo, cuestión que investigó hace un año cuando pidiò la detención de ex militares y policías españoles.

Abordó el lunes un avión en Buenos Aires que la llevó a Madrid, donde debía hacer escala. Tras atravesar los controles migratorios pasó por los controles de seguridad.Allí declaró que llevaba con sigo 5000 euros en un cinturón de viaje. Se lo quitó y lo dejó en un canasto mientras era revisada.

Pero cuando fue a buscar el dinero,la plata y el cinturón habían desaparecido. La jueza responsabilizó por el hecho a la firma Prosegur contratada para brindar el servicio de control en Barajas. Incluso sus allegados mencionaron que el robo estaba vinculado con su viaje y que era una represalia por sus investigaciones sobre la dictadura de Franco.

La jueza tuvo que pasar la noche en Madrid, sin poder moverse porque no tenía dinero para ella ni los dos colaboradores que la acompañaban. Pidió auxilio a las autoridades diplomática argentinas.

Uno de sus allegados dijo que le ofrecieron 900 euros como indemnización por el mal momento,pero la jueza los rechazó.

Finalmente hoy a mediodía subió a un avión para continuar su viaje cuando un grupo de policìas abordó la aeronave y le restituyó la plata no sin sorpresa por el peso político de la magistrada que con su denuncia de robo desató un escándalo en ambas orillas del Atlàntico.

Fuente: La Nación

¿Qué opinas de esta nota?