Espera Justicia con los «hijos postizos» que su hijo le dejó

Es Alicia Oviedo, la mamá de Ezequiel Flores, asesinado en 2015 de 34 puñaladas en las terrazas del Barrio República del Líbano. Los amigos de «El Furia» la acompañan a todos lados en esta lucha.

Foto exclusiva de Mara Belzagui para DIARIO MÓVIL

Este viernes siguió el juicio por el crimen del skater punk Ezequiel «Furia» Flores. En las puertas de tribunales se reunieron los amigos y la mamá de la víctima, Alicia Oviedo. Sostuvieron carteles con el rostro del Furia y el insistente pedido de Justicia.

El fiscal pidió la máxima condena para los acusados Roberto Gamboa y sus hijos Gustavo y Brian, imputados por homicidio doblemente agravado por alevosía y concurso premeditado.

Pero lo llamativo, es la prudencia y la sensatez con la que se manifiesta la mujer, siendo que le mataron cruelmente a su hijo. Y es que en este peregrinar no está sola de ninguna manera. Además de poner su fe en Dios como ya ha contado a DIARIO MÓVIL, tiene un séquito de jovencitos que la acompañan, le tienen el bolso o las pancartas; la cuidan.

Los chicos, con sus patinetas y su estética punk rock organizaron marchas, acciones artísticas y colectivas para exigir castigo a los culpables de la muerte del amigo. Agustín, Maxi, Santi y Abel son los ángeles guardianes de Alicia.

¿Qué opinas de esta nota?