En un encuentro apasionante, Boca y River empataron 2-2

En la primera final de la Copa Libertadores, Boca y River finalizaron 2-2. Los goles para el local llegaron por parte de Ábila y Benedetto, mientras que para la visita marcaron Pratto e Izquierdoz en contra.

Fotografía: Olé.

¡Llegó el día esperado a nivel mundial! Todos los fanáticos del fútbol ansiaban el comienzo del primer partido entre Boca y River por la final de la Copa Libertadores. La lluvia del sábado le puso suspenso al superclásico argentino y el encuentro tuvo que postergarse para el día siguiente.

Hoy desde las 16 horas comenzó el juego en la mítica Bombonera y los equipos empezaron a desplegar sus primeras acciones. Al principio, el visitante proponía más juego y exigía a Agustín Rossi, arquero de Boca que comenzaba a agrandarse con las primeras pelotas que lograba desviar.

Pero cuando parecía que el xeneize estaba en su peor momento, un rebote de Franco Armani le permitió una segunda oportunidad a Ramón «Wanchope» Ábila que luego de rematar tuvo revancha y anotó el primer gol del partido. Se desataba la alegría en La Bombonera y esta fiesta duraría casi unos segundos, porque cuando River sacó del medio el empate fue automático. Lucas Pratto venció a su marcador y estableció el empate parcial.

Sin embargo, Boca buscaría una más cuando el primer tiempo parecía irse. Luego de un centro del colombiano Villa, el «Pipa» Benedetto logró peinar la pelota para estamparla contra el ángulo izquierdo de Franco Armani que no pudo hacer nada para evitar la segunda caída de su arco.

El primer tiempo finalizaba arriba para el local.

En la parte complementaria, River volvió a hacerse dueño del juego y logró empatar nuevamente el marcador. En esta ocasión el gol sería de Carlos Izquierdoz en contra de su propia meta.

El resultado parece traer más beneficios para la visita, pero en El Monumental seguramente viviremos nuevamente una fiesta del fútbol.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir