MURIÓ el nene que se disparó porque sufría BULLYING

Rodrigo tomó el arma reglamentaria de su padre y se pegó un tiro, tras agonizar algunas horas falleció. Sus compañeritos le decían que era "burro"

Se llamaba Rodrigo Espíndola y tenía 12 años. Cansado del bullying que le hacían sus compañeros el domingo por la noche tomó el arma reglamentaria de su papá, sargento de la Policía de Misiones, y se pegó un tiro.

De inmediato fue llevado al Hospital de Pediatría de Posadas, donde lo operaron y quedó internado en estado crítico. Finalmente ayer por la noche murió. El tiro se lo había dado en la sien derecha, y en un principio se creyó que lo hizo cansado de las discusiones de sus papás.

Pero luego ellos declararon que al nene le hacían bullying, entre otras cosas porque usaba anteojos y porque había desaprobado el examen de ingreso al secundario, por eso lo llamaban “burro”. Al parecer, no soportó la idea de volver al aula, y por eso se mató.

Ahora se abrió una investigación para determinar en qué circunstancias accedió al arma de su papá, el sargento Jonathan Espíndola, quien lleva más de 10 años en la fuerza. Él declaró que la misma estaba en un cajón en su cuarto, y que la había guardado sin el cargador.

El caso quedó en manos del Juzgado de Instrucción 3, a cargo del doctor Fernando Verón, mientras que la Policía Científica se encargó de los peritajes en la pistola 9 milímetros, en una vaina servida y en once cartuchos sin percutar.

Fuente: Minuto Uno.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir