China y Japón por el cable submarino Asia-Pacífico

Ambos países se disputan ser parte del gigantesco proyecto de fibra óptica

La millonaria inversión del cable que unirá Asia y Sudamérica por el Océano Pacífico implica un gasto de 600 millones de dólares. El punto de llegada sería el país vecino de Chile, pero el punto de partida aún está en disputa, y ahora se suma Japón a la batalla contra China.

Según un informe de La Tercera, Japón también ha entablado conversaciones con la autoridad chilena de Telecomunicaciones. De hecho, le encargaron a la empresa NEC que efectuara un estudio de prefactibilidad sobre el tema. Está por verse en qué quedará todo.

China en el año 2017 encargó a Huawei un análisis de factibilidad y viene queriendo realizar el proyecto desde aquel entonces.

Nueva Zelanda también está interesada en el proyecto del cable Pacífico Sur, aunque en un rol que comenzaría en una fase posterior: el país oceánico se sumaría a la línea durante el trazado, ya sea con China o Japón como actor principal.

El punto fuerte es que toda Sudamérica sería beneficiada obteniendo otro punto de acceso a la red internacional, bajando los tiempos y mejorando el ancho de banda de toda la región.

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir