ASALTO BRUTAL: DESFIGURARON a un abuela de 84 años

La víctima tiene fractura de cráneo y está internada en terapia intensiva. Hay un detenido.

Recostada sobre el inodoro, sin ropa, inconsciente y desfigurada. Así encontraron a Dolores Encina, de 84 años, luego de haber sufrido una brutal entradera en su casa de Reconquista, Santa Fe.

La dramática escena en la que hallaron a Dolores sorprendió, incluso, a los policías del lugar. En el cuarto, sobre la cama, los investigadores hallaron sangre, cuero cabelludo y desorden. En los pisos de toda la casa había huellas de que la anciana había sido arrastrada por los delincuentes.

Tras el feroz ataque, la anciana fue trasladada al Hospital Central de Reconquista, donde aún se encuentra internada en terapia intensiva: tiene fractura de cráneo y hematomas en distintas partes del cuerpo.

El caso, que aún sacude a la sociedad de Reconquista, ocurrió en la madrugada del domingo. A Dolores la encontraron después del mediodía.

Fue el ex yerno de la mujer, al notar que no respondía a los llamados telefónicos, quien se acercó hasta la casa alrededor de las 13 del domingo pasado. Fue entonces que se encontró con el horror: Dolores no respondía, sangraba y tenía el cuerpo muy golpeado.

Tras las primeras averiguaciones, se pudo constatar que de la casa de Dolores faltaban un televisor y algo de dinero.

Según la investigación, los delincuentes habrían ingresado a la casa por una ventana del patio, mientras Dolores dormía. Lo que sucedió después tiene conmocionados a los vecinos de Reconquista que no entienden la saña con que atacaron a la anciana.

La actuación en conjunto entre la Fiscalía y la Policía de Investigaciones logró dar resultados. Detuvieron a un joven de 22 años, acusado de ser el autor del ataque a Dolores. “Tras el allanamiento en la casa del sospechoso, se secuestraron elementos que pertenecían a la víctima“, indicaron fuentes policiales.

Pese a esta detención, los investigadores no descartan que haya más personas involucradas en el brutal ataque a Dolores.

Fuente: Clarín

¿Qué opinas de esta nota?

Compartir